La banca gana más dinero por los créditos que antes de la crisis


Miguel Martín es presidente de la patronal de la banca AEB (Foto: Efe)

Miguel Martín es presidente de la patronal de la banca AEB (Foto: Efe)

El ‘back to basics’, o el regreso a lo tradicional, es la filosofía que manda ahora en el sector financiero después de años en que lo sofisticado y complejo abrumaba a lo sencillo. Nunca más. Los bancos, más, y las cajas de ahorro españolas, menos, se lo han tomado al pie de la letra. El negocio es intermediar el dinero y sacar margen, cobrando más por los créditos de lo que luego pagan por los depósitos. Y así está siendo en plena crisis. Las entidades han disparado sus márgenes de intereses en los últimos meses por la profunda caída de los tipos de interés y la lentitud en la revisión de la mayoría de su cartera de préstamos, que van pasando a camara lenta, mes a mes, por el aro de la revisiones y, en este caso, rebajas.

Las hipotecas, el grueso, se revisan una vez al año, dado que 8 de cada 10 están ligadas a euribor a 12 meses. Este se ha derrumbado desde octubre, al pasar del 5,5% al 1,65% actual. Casi 400 puntos básicos, o cuatro puntos porcentuales de diferencia, de manera que lo que pagan por su crédito una buena parte de los hipotecados está a años luz de lo que le cuesta ese dinero al banco. Así, durante el primer trimestre del año, el margen de intereses -que mide esta cuestión- se disparó, pulverizando los récords en prácticamente todos los balances de, especialmente, los bancos. “Las cajas están siendo más rápidas a la hora de aplicar las revisiones de tipos”, aseguran fuentes del sector.

Entre los más grandes de una y otra especie, BBVA registró una mejora del 20%, Santander, del 22% o Popular, un 16%. “[La entidad] ha vuelto a demostrar, una vez más, la fortaleza de sus ingresos, la recurrencia, con el margen de intereses como principal motor”, se repite en algunas cuentas de resultados del primer trimestre. El margen de interés -que no hace mucho se denominaba de intermediación- mide la diferencia entre todo lo que cobra por un crédito y lo que le cuesta pagar a los depositantes. Estos últimos, sin embargo, han sido los primeros en notar el cambio de ciclo en los tipos de interés. La banca lleva semanas remunerando a tipos próximos a los oficiales, del 1% en la zona euro.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el tipo de interés medio en las hipotecas en marzo de 2009 es del 5,10%, lo que supone un aumento del 0,4% en tasa interanual y una disminución del 5,6% respecto a febrero de 2009. Por entidades, el tipo medio de las cajas de ahorro es del 5,16% y el plazo medio de 22 años. En cuanto a los bancos, el tipo medio de sus préstamos hipotecarios es del 5,17% y el plazo medio de 20 años. El 96,5% de las hipotecas constituidas en marzo utiliza un tipo de interés variable, frente al 3,5% de tipo fijo. Entre los variables, el Euribor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, en concreto en el 87,6% de los nuevos contratos.

En la zona euro, las entidades pueden obtener financiación de un día para otro (marginal lending facility) a un tipo del 1′75%, en tanto que pueden acudir a las operaciones de refinanciación al 1,25% que convoca el BCE. El emisor intenta desincentivar que la liquidez se quede en caja remunerando a un 0,25% el dinero sobrante. El euribor, que mide el interés de los préstamos entre los propios bancos, cotiza en esa línea. Los de corto plazo (1 semana, 1 mes) rondan el 1%, en tanto que los de medio plazo (3, 6 y 12 meses) oscilan entre el 1,35% al 1,65%.