FEDETO asegura que la provincia de Toledo requiere mayor inversión en I+D+I

TOLEDO, 13 (EUROPA PRESS)

El Área promoción de la Innovación y la Calidad de la Federación Empresarial de Toledo (FEDETO), ha constatado desde el año 2000 la falta de inversión del tejido empresarial de la provincia en I+D+I, pese a que se ha incrementado el número de empresas que disponen de certificados de calidad para la prestación de servicios, auditados por entidades acreditadas.

Según informó FEDETO en nota de prensa, este mal dato se debe, entre otros factores, al tamaño de las empresas, que son de reducida dimensión en su inmensa mayoría en el país y en la región, factor que "limita mucho" las posibilidades de destinar recursos a actividades innovadoras.

En lo que respecta al porcentaje de gasto de investigación que procede de la iniciativa privada, la media nacional es del 56 por ciento, mientras que la de Castilla-La Mancha no llega al 50 por ciento, bastante alejado del objetivo del 66 por ciento marcado en Lisboa.

Por tanto, desde FEDETO se plantea la necesidad de abordar con contundencia esta situación. Por este motivo intensificará su esfuerzo para divulgar en el tejido empresarial toledano la necesidad de invertir en I+D+i, para incrementar la competitividad de las empresas. Si bien la actual crisis financiera no permite el incremento de actuaciones inversoras, el conocido cambio de modelo económico pasaría por este tipo de iniciativas, aprovechando paradójicamente la mala situación empresarial.

LISBOA

Según el Tratado de Lisboa del año 2000, el objetivo estratégico que se debía perseguir hasta 2010 era convertir la economía de la Unión Europea en la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo antes de esa fecha.

La Agenda de Lisboa establecía que en 2010 el gasto nacional en I+D+i debería llegar al tres por ciento del PIB y que el sector privado debería de ser capaz de ejecutar el 66 por ciento de dicho gasto. España, a partir de posiciones más retrasadas, tuvo que revisar a la baja el objetivo de gasto y se fijó como meta alcanzar el dos por ciento del PIB en 2010, mientras que mantuvo el objetivo del 66 por ciento para la participación del sector privado.

Según FEDETO, pasados unos años desde la aprobación del Tratado, se puede realizar un visionado de la evolución tanto del conjunto de España para la consecución del objetivo, como de Castilla-La Mancha, y qué porcentaje del PIB se dedica a las actividades de I+D+i.

De este modo, en Sepan el porcentaje del PIB que se dedica a I+D+i se ha incrementado paulatinamente desde el año 2000, "pero estamos aún lejos del cumplimiento de las condiciones que se fijaron inicialmente en Lisboa. En Castilla-La Mancha las diferencias son aún mayores", agregó.

"Nuestra región se encuentra en el vagón de cola en cuanto a actividades de I+D+i se refiere, y sólo superamos a Baleares y las ciudades de Ceuta y Melilla. El esfuerzo inversor en términos de PIB de nuestra región es menos de la mitad de la media nacional", argumentó.

INVESTIGACIÓN

En lo que respecta al porcentaje de gasto de investigación que procede de la iniciativa privada, FEDETO afirmó que la media nacional es del 56 por ciento, mientras que la de Castilla-La Mancha no llega al 50 por ciento, "bastante alejado del objetivo del 66 por ciento marcado en Lisboa".

"La inversión en I+D+i es fundamental para el desarrollo económico de un país, incrementa la productividad y genera crecimiento a largo plazo, creando puestos de trabajo más cualificados. España tiene unos incentivos fiscales muy ventajosos que deben ser aprovechados por las empresas, así como las subvenciones que existen desde las diferentes administraciones para realizar actividades innovadoras", concluyó.