La UE limita la entrada de pescado, marisco y miel a los viajeros y por correo

  • Bruselas, 30 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) limitará desde mañana la introducción de pescados, diversos mariscos y moluscos y de miel en el territorio comunitario, tanto por parte de los viajeros como en los paquetes postales.

La UE limita la entrada de pescado, marisco y miel a los viajeros y por correo

La UE limita la entrada de pescado, marisco y miel a los viajeros y por correo

Bruselas, 30 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) limitará desde mañana la introducción de pescados, diversos mariscos y moluscos y de miel en el territorio comunitario, tanto por parte de los viajeros como en los paquetes postales.

Los viajeros y los remitentes de envíos postales podrán introducir hasta un máximo de 20 kilogramos de pescado y de dos kilos en el caso de la miel, los caracoles y las ostras, según una regulación de la Comisión Europea (CE), que entra en vigor mañana.

Se trata de una normativa sobre la entrada de alimentos de origen animal que los ciudadanos acarrean personalmente cuando viajan a la UE o que llegan a los países comunitarios por correo.

En la actualidad, la UE prohíbe a los viajeros llevar en su equipaje carne, leche o derivados procedentes de países terceros, para evitar enfermedades, pero la norma que se aplica desde mañana prevé algunas excepciones.

De esta forma, Bruselas permitirá a los viajeros o a los remitentes de paquetes que introduzcan en los países comunitarios hasta 20 kilos de productos pesqueros, entre los que figuran pescados y ciertos mariscos como mejillones muertos, ostras muertas, gambas ó langostas.

El límite está en 20 kilos o el peso de un pescado si es superior.

Para otros productos animales, como la miel, las ostras vivas, los mejillones vivos y los caracoles, se permitirá la entrada o el envío postal de un máximo de dos kilos.

Por otra parte, la CE autoriza la introducción de alimentos infantiles, como la leche o comida especial para mascotas usada por razones médicas, siempre que los paquetes tengan un peso inferior a los dos kilos.

Estos productos deberán cumplir varias condiciones: no requerir refrigeración antes de ser abiertos; estar empaquetados adecuadamente como productos para la venta directa al consumidor y su envase no podrá estar roto a no ser que el viajero lo esté utilizando en ese momento.

Las nuevas reglas no se aplican a los alimentos animales transportados entre los 27 países de la UE, ni a los que procedan de Andorra, Liechtenstein, Noruega, San Marino o Suiza.

Bruselas insiste en que los alimentos de origen animal que los viajeros entran o que llegan por correo a la UE podrían poner en riesgo la salud dentro de los países comunitarios.

La CE inició en 2008 una campaña para informar en puertos, aeropuertos y otros puntos de entrada sobre los peligros que entraña la introducción ilegal de embutidos, carne u otros productos de origen animal.