La UE y los líderes religiosos llaman a reforzar los valores éticos en la economía

  • Bruselas, 11 may (EFE).- Los presidentes de la Comisión y el Parlamento Europeo, José Manuel Durao Barroso y Hans-Gert Pöttering, respectivamente, llamaron hoy, junto a representantes de las tres grandes religiones monoteístas de Europa, a reforzar en el ámbito económico valores éticos como la solidaridad y la justicia social.

La UE y los líderes religiosos llaman a reforzar los valores éticos en la economía

La UE y los líderes religiosos llaman a reforzar los valores éticos en la economía

Bruselas, 11 may (EFE).- Los presidentes de la Comisión y el Parlamento Europeo, José Manuel Durao Barroso y Hans-Gert Pöttering, respectivamente, llamaron hoy, junto a representantes de las tres grandes religiones monoteístas de Europa, a reforzar en el ámbito económico valores éticos como la solidaridad y la justicia social.

Los dos dirigentes discutieron en Bruselas con personalidades del mundo cristiano, musulmán y judío sobre las causas y consecuencias de la crisis financiera y económica en el habitual diálogo con las religiones que desarrollan periódicamente las instituciones europeas.

Para Barroso, en el encuentro se pudo ver un consenso en torno a la necesidad de "reforzar los valores a la hora de afrontar la crisis económica".

"Necesitamos un compromiso con los mercados abiertos, pero con una postura responsable en lo referente a los valores de solidaridad, inclusión económica y social y cohesión", dijo el presidente del Ejecutivo comunitario en una rueda de prensa.

Según Barroso, varios de los líderes religiosos destacaron hoy que la crisis "no ha sido sólo financiera, sino también de valores" y advirtieron ante los riesgos del "materialismo excesivo".

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, que también participó en el encuentro, destacó la "preocupación por la necesidad de complementar el papel de los mercados con valores" que, desde su punto de vista, "son valores políticos, y que, desde el punto de vista de los líderes religiosos, corresponden a sus respectivas éticas".

Pöttering insistió en que la UE debe trabajar según los principios de la "economía social de mercado" y poner en el centro de sus políticas "valores clave" como la dignidad humana.

A la reunión, la quinta de este tipo que sobre diversos asuntos ha celebrado la UE en los últimos años, estaban invitados varios altos representantes cristianos (anglicanos, protestantes, católicos y ortodoxos) musulmanes y judíos.

Por esta última confesión, sin embargo, sólo estuvo presente el rabino Levi Matusof, después de que la Conferencia Europea de Rabinos (CER) y el Congreso Judío Mundial se negasen a participar al considerar que algunos de los invitados procedentes del mundo islámico están vinculados al radicalismo.

"No consideramos apropiada la presencia de instituciones como la Federación Europea de Organizaciones Islámicas o de personas que en el pasado sostuvieron declaraciones antisemitas y que están claramente vinculadas a los movimientos islamistas radicales, como la Hermandad Musulmana", defendió el director ejecutivo de la CER, Aba Dunner, en un comunicado.

Durao Barroso y Pöttering lamentaron en su rueda de prensa la decisión y subrayaron que el actual es un momento "para la unidad y no para el aislamiento".

El presidente de la Red Musulmana Europea, Tariq Ramadán, subrayó que para el Islam, "cualquier tipo de antisemitismo es inaceptable y antiislámica por definición".