Las medidas del VII Acuerdo de Concertación se aplicarán "en dos tiempos" para dar salida primero a medidas anticrisis

Junta, empresarios y sindicatos esperan tener el documento base del acuerdo en ocho o diez días, cuando se reunirán con Griñán

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

Las medidas anticrisis que se incluyan y se acuerden en el seno del VII Acuerdo de Concertación Social se irán aplicando de forma paulatina conforme se vayan aprobando, de forma que el conjunto de acciones incluidas en el VII Acuerdo se aplicarán "en dos tiempos, uno más corto y otro más largo" para dar salida en primer lugar a las medidas contra la crisis económica.

La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, convocó hoy a los agentes económicos y sociales para trasladarles formalmente el documento político de acuerdo sobre medidas anticrisis, sobre el que reconoció que algunas de esas medidas "se desarrollarán en el seno de la Concertación".

De esta forma, las medidas anticrisis tendrán "dos tiempos, uno más corto para que se ponga en marcha cualquier medida inmediata contra la crisis, y otro más largo, que incluirá medidas de carácter estructural y relacionadas con la Estrategia para la Competitividad".

Martínez Aguayo aseguró que la Concertación "no se va a fracturar, sino que habrá flexibilidad en la aplicación de medidas", puesto que, según apuntó "en momentos de crisis económica hay que saber tomar medidas más inmediatas que contribuyan a salir de la crisis, sin perder otras medidas instaladas en la Estrategia para la Competitividad, y eso no es contradictorio, sólo son medidas de diferente calado".

Tanto la consejera como los representantes sindicales y empresariales precisaron que el documento base, consensuado entre las partes, con los contenidos del VII Acuerdo, que incluirá medidas anticrisis y estructurales, estará terminado en unos días, de forma que "en ocho o diez días, en la primera quincena de junio" tendrá lugar una reunión para presentar este documento, con la presencia del presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, que no valoró las medidas incluidas en el acuerdo político "que deberán tomarse en el ámbito parlamentario, y ahí no mezclamos un ámbito con otro", recordó que la CEA ya planteó la necesidad de desarrollar primero las medidas urgentes contra la crisis que incluyera la Concertación "y después las estrategias que correspondan en la planificación futura que acordemos de forma tripartita".

En ese sentido, precisó que "si se van contemplando medidas urgentes para irlas tratando de forma aislada en función de la dinámica de cada consejería, acabaremos haciendo de la Concertación un cuerpo de doctrina de las medidas que hemos adoptado con anterioridad contra la crisis".

Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, también se mostró a favor de aplicar primero las medidas para combatir la crisis que se vayan acordando y ejecutando, "aunque no se haya cerrado el acuerdo definitivo global" y dedicar más tiempo de negociación a "cómo planificar de futuro la salida de la crisis para aprovechar las potencialidades de Andalucía". "Podría ser factible la aplicación paulatina de las medidas anticrisis de la Concertación y sobre protección social", aseveró Carbonero, quien se mostró en contra de que se apliquen rebajas fiscales generalizadas "porque se deteriora lo público".

Por su parte, el secretario de Organización de UGT-A, Francisco Fernández, precisó que este nuevo acuerdo de Concertación "será diferente a otros acuerdos porque la situación económica es diferente y hay que diferenciar la parte coyuntural de la Concertación de la más estructural".

Ambas centrales valoraron las medidas contempladas en el acuerdo político contra la crisis "pues gran parte de los puntos están en la Concertación y se deberán desarrollar en ese ámbito".

CASTIGO A LOS QUE "NO ARRIEMN EL HOMBRO"

Carbonero agradeció el "esfuerzo" efectuado por los partidos para alcanzar un consenso "que debe ser lo más amplio posible" y consideró que "en momentos difíciles y en situaciones tan complicadas arrimen todos el hombro", tras lo que advirtió de que "la sociedad andaluza castigará a aquellos que no arrimen el hombro en estos momentos de dificultad y no se comprometan para buscar soluciones para mantener la protección social, reactivar la economía y salir de forma diferente a esta situación".

"Los andaluces castigarán a los que quieran sacar ventaja de la crisis", aseveró Carbonero, por lo que hizo un llamamiento a los que "se quieran aprovechar de esta situación para agudizar el desempleo y las situaciones de dificultad presentando ERE o quienes en lo político estén pensando en campañas electorales permanentes".

A su juicio, "es momento de compromisos y los sindicatos y los trabajadores hemos hecho un esfuerzo y hemos tenido una responsabilidad que no todo el mundo está haciendo ahora".

Por su parte, el secretario de Organización de UGT-A, Francisco Fernández, espera que todos "rememos en la misma dirección" y precisó que en el debate parlamentario "se verá el grado de compromiso de cada uno de los grupos políticos".

Agregó que el acuerdo político será desarrollado en la Concertación Social y, al igual que Carbonero, incidió en la necesidad de que se apruebe de forma urgente el VII Acuerdo "pues no podemos pasar sin tener cerrado el documento y sin dinamizar la Concertación".

Los sindicatos mantienen sus objetivos en ese sentido y siguen viendo factible de que se pueda firmar el VII Acuerdo de Concertación antes del 15 de julio, puesto que "no se puede estar permanentemente negociando y si es necesario se negociará 24 horas al día para lograr que el texto se ponga ya en marcha".