Colinas dice que la traducción es una labor intelectual de alto nivel que exige un gran compromiso

  • Salamanca, 16 abr (EFE).- El poeta Antonio Colinas ha asegurado hoy en Salamanca que la traducción es "una labor intelectual de un alto nivel que exige un gran compromiso", que está "llena de dificultades" y que necesita de "una sensibilidad especial para llevarla a cabo".

Colinas dice que la traducción es una labor intelectual de alto nivel que exige un gran compromiso

Colinas dice que la traducción es una labor intelectual de alto nivel que exige un gran compromiso

Salamanca, 16 abr (EFE).- El poeta Antonio Colinas ha asegurado hoy en Salamanca que la traducción es "una labor intelectual de un alto nivel que exige un gran compromiso", que está "llena de dificultades" y que necesita de "una sensibilidad especial para llevarla a cabo".

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a los periodistas antes de pronunciar la conferencia titulada "La traducción literaria: una experiencia interminable" con la que se ha inaugurado el curso "El ojo de Polisemo: I Encuentro universitario-profesional de Traducción Literaria" organizado por la Universidad de Salamanca (USAL) y la Sección de Traducción de la Asociación Colegial de Escritores (ACEtt).

El escritor leonés afincado en la capital salmantina y también traductor desde hace cuarenta años ha significado que su experiencia en esa profesión es "una mezcla de dulzura y amargor", no obstante, "positiva a todas las luces, pero que entraña dificultad", según ha añadido.

Respecto a sus inicios en el mundo de la traducción, Colinas ha explicado que todo comenzó como "un juego" cuando en la década de los 70 del siglo pasado adquirió en Milán (Italia) un libro de Giacomo Leopardi, "El infinito", que comenzó a traducir, lo que le hizo interesarse por este autor y posteriormente a hacer la biografía del filósofo y filólogo italiano.

Sobre la situación actual de la traducción literaria en España, Colinas ha aseverado que se ha avanzado "mucho" y que desde la asociación se "ha hecho todo lo posible por dignificar esta profesión y por que el traductor tenga más relieve".

Asimismo, ha considerado que la traducción de la poesía entraña mayor dificultad que la de la prosa, ya que en el poema "no basta con hacer una traducción literal, sino que hay que salvar el espíritu del textos", ha añadido.

Colina ha querido también lanzar un mensaje a los futuros traductores a los que les ha aconsejado que tengan "siempre presente que es un trabajo muy duro y exigente porque exige mucha concentración, pero que es muy digno".

Por su parte, el rector de la USAL, José Ramón Alonso, que ha participado en la inauguración de las sesiones de trabajo, se ha referido a la importancia de que Salamanca sea durante tres jornadas -el encuentro concluye el próximo sábado- "capital de la traducción literaria".

A su juicio, la Facultad de Documentación y Traducción de la USAL es una de las "mejores de España" y el impulso que se le da este tipo de congresos, en alusión a "El ojo de Polisemo", "refuerzan el sentido profesional y lo hacen llegar a los estudiantes, a la universidad y al conjunto de la sociedad".

Por otro lado, el vicepresidente de la Sección de Traducción de la Asociación Colegial de Escritores (ACEtt), Andrés Ehrenhaus, ha aludido al "enorme déficit" y a un "cierto divorcio" por parte de la profesión hacia la Universidad y viceversa, y de ahí el encuentro el organizado en Salamanca.

En clave económica, Ehrenhaus ha significado que el sector del libro "siempre ha estado en crisis", una circunstancia que, según ha opinado, hace que la actual "le afecte un poco menos, aunque aún no se ha sentido con toda su fuerza en el sector".

En todo caso, a su juicio, esta situación hará que se produzca un "ajuste necesario" porque el sector, según ha concluido, "estaba viviendo una especie de "boom" desaforado que para el lector es también bastante contraproducente".