Donna Leon mete a Brunetti en una trama de ecomafia y cirugía estética en su nuevo libro

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS) La escritora Donna Leon mete a su conocido comisario Brunetti en una trama de ecomafia, marcada por el 'boom' de las operaciones de estética, en 'La otra cara de la verdad' (Seix Barral/62), la decimoctava entrega de su personaje. En ella, Brunetti conoce a Franca Marinello, esposa de un hombre de negocios veneciano cuya evidente y múltiple operación estética pasa a un segundo plano cuando demuestra que es una mujer culta y con contactos, pero no siempre buenos. Cuando a Brunetti le encargan que investigue la muerte del dueño de una compañía de camiones, presuntamente relacionada con el transporte ilegal de residuos, las pesquisas demostrarán que Marinello conoce al principal sospechoso. En este nuevo volumen, Leon se inspira en las cuantiosas empresas que, sobre todo en el sur de Italia --donde la mafia tiene mejor tejida su red de contactos--, se dedican al negocio de la quema de basura, no solo la italiana sino también la alemana. "Y así nos va", apostilló hoy en Barcelona durante la presentación de esta novela. A Leon le resultan "particularmente escandalosos" y "casi insultantes" este tipo de delitos que contaminan a largo plazo, a varias generaciones y degradan indiscriminadamente el medio ambiente. Además, para la autora no es arbitrario que en Venecia se registre el índice más alto de tumores en Europa, y que en Veneto el índice de cáncer de mama sea el más alto de Europa: los alimentos en Italia están de dioxinas "hasta arriba", en particular el pescado y el marisco, y bromeó con que en Venecia no ponen las velas para que una cena sea romántica, sino para que los comensales no vean que las almejas que acompañan a la pasta son sospechosas. Si uno de sus anteriores libros se titulaba 'Un mar de problemas', el Mediterráneo y el Adriático lo son: cantidad de barcos llenos de barriles tóxicos permanecen hundidos en sus fondos, a drede para esconder todos esos residuos con los que no saben qué hacer: "Es como meter el polvo debajo de la alfombra", comparó. EL SUPER LIFTING Cuando Leon tenía medio centenar de páginas escritas de 'La otra cara de la verdad' vio en el teatro a una mujer esbelta, rubia y despampanante. De espaldas, porque cuando por un segundo le vio la cara pensó: "Qué horror, vaya super lifting, tanto podría tener 30 como 70 años". Esa visión le marcó tanto que cuando se volvió a poner manos a la obra no podía dejar de pensar en ella, así que decidió incluirla en el libro con el personaje de Marinello. El próximo libro de Leon tratará la cartomancia en Italia, los adivinos y un crimen "que parece una cosa que finalmente no es". Leon (Nueva Jersey, 1942) se mostró hoy "feliz" por la victoria del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pero se reservó las alabanzas para el futuro porque la política la ha "decepcionado tanto" que ahora ya solo espera resultados. "Pero al menos me parece un tipo inteligente", remachó.