F tras una actitud previa "irresponsable" y "temeraria"

Publica el libro 'Anatomía de un instante' en un intento de contar la verdad del 23-F y las circunstancias previas a un hecho "novelesco" MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

A caballo entre la crónica, el ensayo y la historia, Javier Cercas intenta contar la "verdad" del 23-F en su nuevo libro, 'Anatomía de un instante' (Mondadori). Un asunto histórico con grandes tintes "novelescos" y un personaje, el Rey, que, según Cercas se "colgó la medalla", aunque tuvo, junto al resto de la clase política, una actitud "temerosa" e "irresponsable" en los años previos al golpe de Estado.

"Esta claro que el Rey se cuelga la medalla, es indudable, y el resultado es que el golpe de Estado blinda a la Corona y la dota de una legitimidad con la que nunca ninguno de sus precesores y contemporáneos había soñado", subrayó el autor, cuyo libro, con más de 450 páginas, solo refleja un 10% de sus investigaciones, en donde incluye múltiples lecturas, el visionado del vídeo del Golpe; el análisis del sumario del juicio o entrevistas con personajes que le facilitaron datos "muy reveladores", cuya identidad no puede desvelar.

"Hasta donde yo sé lo cuento, y lo que cuento, creo que puedo demostrarlo", alegó este autor, quien realiza una "hipótesis" sobre los hechos y desvela el comportamiento del Rey en los años previos al golpe porque "es bueno que se sepa".

"El Rey es obvio que se equivocó, como se equivocó gran parte de la clase política en aquel momento. Actuó con irresponsabilidad y temeriamente y el Rey formaba parte de la clase política y esto no deslegitima al Rey porque todos nos equivocamos".

No obstante, Javier Cercas reconoció que el Rey "paró el golpe" porque "nadie más podía hacerlo" ya que el ejército era "abrumadoramente franquista" y para ello, el Rey actuó "inconstitucionalmente" aquella noche porque "él no es el jefe del Ejército", advirtió.

NO HAY QUE "SANTIFICAR AL REY"

"Esto no significa que tengamos que santificar al Rey porque, como gran parte de la clase política, estaban estrenando las reglas del juego, y el Rey también se equivocó e hizo cosas, como cuento en el libro, que no tenía que haber hecho y eso facilitó el golpe de Estado, pero rectificó a tiempo, y yo diría que lo hizo muy bien", reconoció Cercas, autor del aclamado 'Soldados de Salamina' que David Trueba llevó a la gran pantalla.

"Todo esto no significa que ponga en duda la Monarquía", advirtió este autor, quien destacó el papel del Monarca durante la Transición, por lo que "se ha ganado el puesto". "Si hay elecciones, yo le votaría", declaró.

Pero subrayó la "psicosis colectiva" que existía en los años previos al golpe de Estado, sobre todo a partir del año 80, de que aquello se iba "al carajo" y de que había que hacer algo porque Suárez "no controlaba su partido y no era un buen presidente del Gobierno", indicó Cercas.

NERVIOSISMO E HISTERIA EN LOS POLÍTICOS

Ese "nerviosismo e histeria" que reinaba en la clase política, incluido el Rey, "le lleva a cometer errores", señaló Cercas, quien recordó que el Rey "no sabía muy bien cuál era su papel en una monarquía constitucional" porque se estrenaban las reglas del juego.

No obstante, Cercas sostiene que el Golpe fracasó por la intervención del Rey, y la lealtad de sus capitanes generales y cita a Guillermo Quintana Lacaci, capitán general de Madrid, como uno de sus militares leales "determinantes", quien después fue asesinado por ETA.

Asimismo, en Anatomía de un instante, el autor reflexiona sobre tres protagonistas del hecho histórico, que fueron los únicos que se mantuvieron en pie cuando Tejero entra en el Congreso de los Diputados pegando tiros: Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo.