Google busca en España un acuerdo con editores similar al alcanzado en EEUU

  • Madrid, 24 mar (EFE).- Google busca ofrecer a los escritores y editores españoles un acuerdo similar al que han llegado en EEUU para facilitar de forma legal el acceso a millones de libros y crear un mercado en el que puedan poner a la venta sus obras.

Google busca en España un acuerdo con editores similar al alcanzado en EEUU

Google busca en España un acuerdo con editores similar al alcanzado en EEUU

Madrid, 24 mar (EFE).- Google busca ofrecer a los escritores y editores españoles un acuerdo similar al que han llegado en EEUU para facilitar de forma legal el acceso a millones de libros y crear un mercado en el que puedan poner a la venta sus obras.

No obstante, esa posibilidad está supeditada a que el acuerdo al que ha llegado la multinacional con los editores y escritores estadounidenses sea ratificado por un tribunal de ese país, sentencia que se espera se produzca antes del verano.

Actualmente, el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) gestiona las peticiones de reclamación de sus socios -autores y editores españoles- por la "digitalización no autorizada" que Google ha podido realizar en los últimos años de sus obras en EEUU.

En una rueda de prensa convocada por Google en sus oficinas de Madrid, Luis Collado, responsable del programa de Búsqueda de Libros (books.google.com) en España, explicó que aquí están hablando con editoriales para convencerlas de que aprovechen todas las ventajas que este programa les puede ofrecer en forma de "escaparate on line, de medio de difusión para que más gente conozca sus libros".

Según Collado, existen ya muchas editoriales españolas que se han unido al programa y que han visto digitalizados sus libros, lo que posibilita al usuario que se interesa por los mismos verlos on line forma limitada.

No obstante, no ocultó que la intención de Google es, si el acuerdo americano se ve respaldado jurídicamente, "abrir las posibilidades al resto del mundo", y empezar a hablar con entidades de gestión de derechos y editoriales "para extender las posibilidades del programa".

Collado aseguró que la cifra de autores y editores españoles que ya son afiliados al programa Búsqueda de libros de Google, puesto en marcha en 2004, aumenta cada día, y señaló que entre los mismos los hay "de todo tipo", desde las que se dedican a libros educativos, a las de auto-ayuda, de interés general o científicas.

En España se pueden ojear ya a través de este sistema no sólo libros en castellano, sino también en catalán, gallego y euskera.

Actualmente en nuestro país el programa de búsqueda de libros sujetos a copyright sólo permite descubrir el libro, entrar en el mismo y hacer una vista limitada de sus páginas, mientras que en el caso de los libros que ya están en dominio público, pueden ser visualizados de forma completa por los usuarios.

El acuerdo de EEUU, que resuelve los litigios incoados por la Sociedad de Autores y algunos escritores de ese país, abre una tercera posibilidad con los libros ya digitalizados que permite, además, su comercialización, aunque sólo se aplicará a los libros escaneados en EEUU y sólo afectará a los usuarios que realicen la búsqueda de libros desde allí.

Según Luis Collado, los editores y autores españoles se debaten entre el "lógico temor" a las nuevas formas de distribución y la "expectación" ante la posibilidad de ver sus libros comercializados a través de Internet, aunque muchos empiezan a ver ya esta segunda opción "no como un problema, sino como una solución y una gran oportunidad".

Por videoconferencia desde Londres, Santiago de la Mora, responsable de la parte europea del programa, señaló que a través del mismo los autores que corroboren que sus libros han sido escaneados ilegalmente recibirán 60 dólares.

Precisó que por la venta de libros Google recibirá un 37 por ciento y el 63 por ciento restante irá a un Registro de derechos de libros independiente que se encargará de localizar a los titulares y distribuir los beneficios.

El objetivo del programa Búsqueda de Libros en Google es que los lectores puedan buscar millones de obras digitalizadas gracias a su Programas de afiliación, en el que ya participan más de veinte mil editoriales, y de bibliotecas, en el que hay más de un millón de libros, mientras que en el programa general se pueden buscar ya cerca de 7 millones de libros en más de cien idiomas.