Las librerías gallegas dejan de ingresar 18 millones de euros anuales por el sistema de préstamo de libros de texto

Critican este modelo y piden ayudas directas con las que las familias adquieran los textos en las librerías

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 (EUROPA PRESS)

Las librerías gallegas dejan de ingresar anualmente 18 millones de euros a causa del modelo en vigor de gratuidad de libros de texto, basado en un sistema de préstamo en el que las obras son propiedad de la Administración y se cambian cada cuatro años.

Así lo evidencia un análisis presentado hoy por la Asociación Galega de Editores, que analiza la situación creada en los gremios relacionados con los libros de texto --editores, libreros e ilustradores-- a raíz de este modelo en el que es la Administración la que presta los libros a los alumnos y los cambia cada cuatro años.

En esta línea, los editores señalaron las "pérdidas" que tiene este sector a causa del modelo ya que el 80 por ciento de las librerías gallegas dependen del libro de texto y el 50.2 por ciento de sus ingresos dependía de este concepto cuando se inició el modelo.

Además, indicaron que con el modelo de préstamo, las "debilidades estructurales" de la edición gallega "se vieron acentuadas", ya que entre 2006 y 2007 disminuyó en cinco puntos la edición de libros de texto y para el año que viene, en el que todavía no se cambian los ejemplares, todavía no tienen un plan de producción.

En este sentido, los editores apostaron firmemente por la gratuidad de los libros de texto como "derecho irrenunciable" pero apostaron por un modelo que les permita "asentarse como sector industrial".

PROPUESTA DE LA AGE

La Asociación Galega de Editores propone, por su parte, un modelo de gratuidad en el que las ayudas sean directas y los libros sean propiedad de los alumnos, así como que se ponga en marcha un sistema que le permita a las familias la adquisición de los libros de texto en las librerías y agilice los trámites administrativos.

Así, la propuesta indica un modelo progresivo que tenga en cuenta las rentas de las familias y pide que la Administración tenga en cuenta los criterios de excelencia y calidad que los estudios europeos relacionan con el libro de texto".

MENOS RECURSOS

En la encuesta realizada al profesorado, el informe indica que el 20 por ciento de los centros gallegos de enseñanza no imparten en lengua gallega ninguna materia obligatoria y en sexto de primaria el incumplimiento alcanza el 80 por ciento, algo que, aseguraron, "se vio empeorado" por el sistema de préstamo.

Además, indicaron, la Comunidad gallega la que menos material didáctico publica en su lengua, tan solo el 3,3 por ciento, en comparación con Cataluña, que edita el 25,7 por ciento; el castellano (54 por ciento); el valenciano (el 7,5 por ciento) y el euskera, con el 8,6 por ciento.

En lo relativo al rendimiento escolar, las cifras indican que el 24 por ciento de los docentes aseguran que los libros están siendo sustituidos por fotocopias, lo que produce "un deterioro y empobrecimiento de los materiales educativos con los que trabajan los alumnos". Además, el 68 por ciento de los padres y profesores aseguran que la propiedad del libro es motivo de interés, motivación y rendimiento académico.