CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Lázaro dice que Martín-Santos fue "un relámpago que apareció, deslumbró y se marchó"

  • Madrid, 26 feb (EFE).- Luis Martín-Santos "fue un relámpago que apareció, deslumbró y se marchó". Así define el psiquiatra José Lázaro al autor de "Tiempo de silencio" tras zambullirse en su vida y en su obra para escribir "Vidas y muertes de Luis Martín-Santos", la biografía con la que ha obtenido el último premio Comillas.

Lázaro dice que Martín-Santos fue "un relámpago que apareció, deslumbró y se marchó"

Lázaro dice que Martín-Santos fue "un relámpago que apareció, deslumbró y se marchó"

Madrid, 26 feb (EFE).- Luis Martín-Santos "fue un relámpago que apareció, deslumbró y se marchó". Así define el psiquiatra José Lázaro al autor de "Tiempo de silencio" tras zambullirse en su vida y en su obra para escribir "Vidas y muertes de Luis Martín-Santos", la biografía con la que ha obtenido el último premio Comillas.

"Seductor y carismático", Luis Martín-Santos fue un psiquiatra y escritor que alteró la vida literaria en 1962 con "Tiempo de silencio". Luego, la muerte en accidente de tráfico, un año y medio después, elevó a categoría de mito a este personaje, que se movió entre la política -fue miembro de la dirección ejecutiva del partido socialista y estuvo en la cárcel por ello-, la psiquiatría y la vida cultural de la España rancia de los años 50.

Estas facetas son las que sedujeron al también psiquiatra y profesor de Humanidades Médicas en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid José Lázaro, para que decidiera dedicar años a hablar con los amigos del escritor, con la familia; a recopilar cientos de documentos y a viajar por Madrid, París y, sobre todo, San Sebastián, para atrapar alguna de las vidas de este escritor tan complejo, según explicó hoy a Efe.

Así, "Vidas y muertes de Luis Martín-Santos" se alzó el pasado mes de septiembre con el prestigioso premio Comillas de Biografía, y ahora este singular volumen está editado ya por Tusquets.

Y es singular, por la estructura que ha dado al libro José Lázaro, un collage narrativo que mezcla biografía, documental, periodismo, historia oral, teatro, ensayo y cuadernos de investigación; características que el jurado valoró a la hora de otorgar el premio.

Todo ello para profundizar en una reflexión sobre el tiempo, la memoria, la intimidad humana y la multiplicidad de las miradas del autor. Temas, todos, que fueron importantes para la creación de las dos únicas novelas publicadas por Martín-Santos: "Tiempo de silencio" y "Tiempo de destrucción".

José Lázaro (La Coruña, 1956) da voz a todas las personas que fueron amigos o compañeros de Martín-Santos, o que tuvieron relación en algún momento con él. A sus hijos, a sus compañeros de estudios, a su cocinera, o a los compañeros del colegio de sus hijos, que se quedaron huérfanos de padre y madre, pues la mujer del escritor había fallecido antes de que él tuviera el accidente.

Y pasan por el libro los hermanos Benet, Víctor Erice, Mario Camus, Carlos Castilla del Pino, Pere Gimferrer, Mario Benedetti, Yvonne Hortet (viuda de Carlos Barral) Mario Vargas Llosa, Carmen Riera, Carmen Martin Gaite, Luis Martín-Santos Laffon, Joaquín Müller-Thyssen Bergareche, o Terele Pávez, entre otros muchos.

Como todos los creadores importantes que han muerto jóvenes, nunca se sabrá si Martín-Santos habría producido grandes obras, pero lo que sí está claro, según José Lázaro, es que con "Tiempo de silencio" provocó la admiración de todos, y críticos como Ricardo Domenech se preguntaron "de dónde había salido este pedazo de escritor" en aquel momento.

El valor de la novela fue creciendo con el tiempo y sobre todo tras la muerte del autor. "Una obra que según él mismo dijo había salido de un vómito.

Después 'Tiempo de destrucción' sería mucho más compleja, de una ambición superior", subrayó el biógrafo, para añadir que, en el terreno de la psiquiatría, Martín-Santos "asistió a la revolución terapéutica que se produjo en los años 50 con la aparición de los psicofármacos".

"Los recibió con gran interés. Pero destacó por su enorme apertura mental a todos los tipos de recursos que pudieran ser útiles a los pacientes. No fue nada dogmático y era seguidor de la filosofía de Jean-Paul Sartre para aplicarla a la técnica psicoterapéutica freudiana. Su libro póstumo salido pocos meses después de su muerte planteaba esto", matizó Lázaro.

Este libro queda no solo como la biografía de un enigmático escritor, sino que se convierte en todo un friso de una etapa sórdida y gris de la España posfranquista. José Lázaro recordó que existen dos novelas y tres obras de teatro completas del escritor, y que en estos momentos la familia está valorando su posible publicación.