Un campo de trabajo en la Finca de Solanillos, novedad de la oferta de Guadalajara en el Programa Verano Joven 2009

GUADALAJARA, 26 (EUROPA PRESS) Tres campamentos en la provincia, en Luzaga, Condemios y Angüita; la escuela de Vela de Alocén; y este año como novedad, el campo de trabajo en la Finca Solanillos, en colaboración con la Fundación Apadrina un Árbol, forman parte de la oferta de la convocatoria para este año del Programa Verano Joven de la Junta de Comunidades. Así lo afirmó hoy el coordinador de Juventud en Guadalajara, Eusebio Robles, durante la presentación de la convocatoria anual de este programa que incluye una oferta de 4.400 plazas en 250 destinos diferentes que posibilitarán a los jóvenes de la región disfrutar de una variada gama de actividades de ocio, tiempo libre y voluntariado. El coordinador provincial de Juventud, Eusebio Robles, informó de este programa en el que Guadalajara se sitúa en segundo lugar en cuanto a participación. El pasado año fueron 947 los jóvenes de la provincia que disfrutaron de alguna plaza de este programa en sus distintas ofertas. Verano Joven es un programa totalmente consolidado en la región que comprende actividades dirigidas a niños y jóvenes de 6 a 30 años y que responde al compromiso del Gobierno regional con los jóvenes. De hecho Castilla-la Mancha es, según ha recordado Eusebio Robles, la Comunidad Autónoma que más plazas oferta a sus jóvenes. El programa contempla dos variedades, las actividades de ocio y tiempo libre y las de voluntariado. En ocio y tiempo libre se han convocado 110 actividades, en las que podrán participar más de 4.100 jóvenes. Entre estas actividades se encuentran los campamentos infantiles, dirigidos a niños de 6 a 8 años, que durante 10 días disfrutarán de actividades al aire libre y juegos en la naturaleza dirigidos al conocimiento del medio ambiente. Los campamentos juveniles están dirigidos a jóvenes de 8 a 15 años y pueden tener 10 o 15 días de duración y se centran igualmente en actividades al aire libre. En cuanto a los albergues, dirigidos a jóvenes de 8 a 17 años y de 10 ó 15 días de duración, ofertan una variada gama de actividades náuticas, de multiaventura, iniciación a la fotografía, pesca, esquí, iniciación a las artes, actividades culturales y también circenses, que han tenido muy buena acogida en las últimas ediciones. Se convocan también actividades en 11 Comunidades Autónomas para jóvenes de 10 a 18 años que varían en función de los destinos, ofertando desde deportes acuáticos, de montaña o actividades culturales, entre otras. En cuanto a las actividades en el extranjero, en concreto en 16 países, están dirigidas a jóvenes de entre 14 a 25 años. En estos casos la cuota incluye el alojamiento y la manutención en régimen de pensión completa, los desplazamientos y las actividades con monitores. También los jóvenes de 26 a 30 años pueden optar por las Estancias en el Extranjero, que a diferencia del programa anterior, no incluyen el programa de actividades, ya que aunque los jóvenes cuentan con el apoyo de un monitor, son ellos mismos quienes definen su propio plan de actividades. Respecto a las actividades de voluntariado en campos de trabajo en Guadalajara se ponen en marcha tres. El campo de trabajo de la Reserva Ornitológica de Azuqueca centrado en el respeto y protección del medio ambiente, el Campo de Trabajo del Centro de Refugiados de Sigüenza centrado en la interculturalidad y como novedad este año comienza a funcionar un campo de trabajo en la Finca Solanillos, en colaboración con la Fundación Apadrina un Árbol. Los campos de trabajo están destinados a jóvenes de entre 18 a 30 años y además de los de Guadalajara se ofertan en el resto de provincias de la región, en otras Comunidades y 11 internacionales. El coordinado provincial de Juventud destacó la importancia que para el Gobierno regional tiene que los padres y madres "nos confíen la responsabilidad de preparar unas vacaciones lúdicas, participativas y sobre todo educativas". En este sentido, Robles consideró que es una "labor primordial y de una gran responsabilidad participar en la educación no formal de los jóvenes" y es que, según ha puntualizado desde todas las actividades que se organizan en el programa Verano Joven se intentan inculcar en los participantes valores como el respeto, la tolerancia, la interculturalidad o la importancia del trabajo en equipo.