(Amp)Competencia multa a Endesa, Iberdrola, Fenosa y Viesgo con 35,8 millones por abuso de posición de dominio

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto una multa de 35,8 millones de euros a Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa y Viesgo por abuso de posición de dominio en el mercado de distribución de electricidad.

En concreto, el organismo presidido por Luis Berenguer, que ha dictado cuatro resoluciones, considera que el abuso ha consistido en negar a la empresa comercializadora de electricidad Centrica información relevante para poder competir en el mercado, informó la CNC en un comunicado.

Del importe total de la multa, 15,3 millones de euros corresponden a Endesa Distribución, 15 millones a Iberdrola Distribución, cinco millones a Unión Fenosa Distribución y 500.000 euros a Viesgo Distribución.

Según informaron a Europa Press en fuentes de la CNC, las cuatro eléctricas tienen la posibilidad de presentar recurso a la sanción impuesta.

Según las resoluciones, las empresas denunciadas negaron el acceso de Centrica a las bases de datos de puntos de suministro de consumidores, "contraviniendo la normativa sectorial expresamente aprobada a tal efecto y abusando por ello de la posición de dominio que detentan en el mercado de distribución de electricidad".

Así, la CNC considera que esta negativa a facilitar dicha información "restringe la capacidad para competir de la denunciante con las comercializadoras de los grupos- verticalmente integrados- denunciados, creando una desventaja informativa" que precisamente el regulador había querido soslayar mediante la aprobación de la legislación que obligaba al acceso.

Además, Competencia indica que en el caso de Endesa, Iberdrola y Unión Fenosa se ha cometido otra conducta abusiva al negar a la denunciante la información que, en cambio, sí había transmitido a la comercializadora de su grupo (discriminación).

El legislador desarrolló a lo largo de la presente década un conjunto de disposiciones encaminadas a facilitar el acceso a la información sobre consumidores a las comercializadoras independientes. Concretamente, por Real Decreto se creó el SIPS, base de datos que contiene información detallada sobre los consumidores que están siendo suministrados por las distribuidoras y que por ley debía ser accesible para las comercializadoras que lo solicitasen.