ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Economía/Empresas.- Ebro Puleva asegura que la venta de Azucarera a ABF es el inicio de una nueva etapa de crecimiento

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) Ebro Puleva afirmó hoy que la venta de Azucarera Ebro a alimentaria británica Associated British Foods (ABF) asegura un importante potencial de desarrollo y marca el inicio de una nueva etapa de crecimiento tanto para esta división como para la compañía española. La Comisión Europea autorizó hoy sin condiciones la compra de la división azucarera de Ebro Puleva, valorada en 526 millones de euros, por parte de ABF tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. Esta aprobación era uno de los requisitos previos para la materialziación de la venta, cuyo cierre definitivo se producirá el próximo 30 de abril. Las actividades de las empresas se solapan en la venta de azúcar, pero este solapamiento es pequeño porque tanto Azucarera como ABF operan en regiones geográficas "esencialmente complementarias". Por ello, la investigación de Bruselas concluyó que la operación "no producirá ningún cambio significativo en la estructura del mercado" y que la entidad resultante de la concentración seguirá teniendo que enfrentarse a varios competidores. Ebro Puleva anunció la semana pasada que destinará este año más de 145 millones de euros a dividendos, lo que supone casi triplicar la retribución al accionista seguida en los últimos años, anunció hoy la compañía, que repartirá dos dividendos extraordinarios por la venta del negocio azucarero a British Sugar, filial de ABF. Concretamente, Ebro Puleva distribuirá uno en especie, que consistirá en la entrega de acciones de la autocartera hasta agotar la prima de emisión existente por un importe de 34,3 millones, y otro en metálico, de 0,36 euros por acción, en tres abonos trimestrales de 0,12 euros por título. Los pagos coincidirán con las fechas de los últimos tres pagos del dividendo ordinario (2 de julio, 2 de octubre y 22 de diciembre), cuya cuantía total asciende a 55,4 millones de euros. A pesar de las "dificultades" del entorno económico, el grupo destacó que su solvencia financiera, que tras la venta del negocio azucarero reducirá "sensiblemente" su deuda, permite acometer esta "ambiciosa" política de dividendo en beneficio de todos sus accionistas. De esta forma, el reparto de ambos dividendos, más el pago de 55,4 millones de euros correspondiente al dividendo ordinario, supone elevar la retribución total al accionista hasta más de 145 millones de euros este año. Según explicó la compañía, que propondrá a la próxima junta general de accionista la distribución de ambos dividendos extraordinarios el 29 de abril, el pago queda condicionado a la consumación de la operación de venta de la división azucarera por un importe libre de deuda de 385 millones de euros.