Economía/Energía.- El Supremo de Reino Unido multa a Total con 800 millones por una explosión que causó 40 muertes

LONDRES, 20 (EUROPA PRESS) El Tribunal Supremo de Reino Unido dictó hoy una sentencia contra la compañía petrolera francesa Total, a la que condena a pagar 800 millones de euros por considerarla responsable de los daños causados por una explosión que tuvo lugar en 2005 en su planta de Bundefield, en Hertfordshire, Reino Unido. En el incidente, que en su momento fue la mayor deflagración registrada en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, resultaron heridas 40 personas y numerosas viviendas y oficinas sufrieron importantes daños. La ignición de la nube de vapor que creó el derramamiento de 300 toneladas de petróleo provocó una explosión de 2,4 puntos en la escala de Richter, según informó BBC News. La planta accidentada era propiedad de Total y Chevron, que compartían lo que se dio en llamar Almacén Petrolero de Hertfordshire (HOSL, por sus siglas en inglés), aunque en la práctica estaba gestionada exclusivamente por Total. La vista del Tribunal Supremo trató sobre una disputa entre Total y Chevron acerca de la responsabilidad de los actos negligentes que provocaron el desastre. Chevron reclamó que era culpa de Total, mientras que la francesa pidió que asumiese la responsabilidad la compañía conjunta HOSL. No obstante, el tribunal dictó que Total era responsable al no lograr probar la responsabilidad de HOSL, ya que descubrió que todos los trabajadores de la planta tenían contratos firmados con Total, incluidos los directivos. Además, las instrucciones de seguridad de la propia empresa habían sido desarrolladas por Total. POSIBLE RECURSO Por otra parte, el Alto Tribunal consideró un atenuante el hecho de que el consejo de Total no lograse desarrollar un sistema adecuado para prevenir que se desbordase el tanque. También afirmó que Total no estaba autorizada a recibir inmunidad contractual de HOSL o de Chevron en relación a la reclamación. En Chevron aseguraron estar "contentos" con la decisión judicial, mientras que Total avanzó que se plantea apelar. "Seguimos creyendo que nuestro socio debería aceptar su cuota de responsabilidad por el incidente", por lo que "consideraremos apelar", dijo Total en un comunicado. Por último, aclaró que "sea cual sea la apelación, no tendrá repercusiones para los demandantes, cuyas reclamaciones seguirán siendo tramitadas".