Economía/Motor.- La CE pide a España información sobre el plan del automóvil para verificar si es discriminatorio

BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS) La Comisión Europea ha pedido a España información sobre el plan de ayudas al sector del automóvil que anunció el pasado viernes, que está dotado con más de 4.000 millones de euros, para verificar si respeta la normativa comunitaria sobre subvenciones públicas y se ajusta a los principios del mercado interior, en particular, la no discriminación. La solicitud de información se produce después de que el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunciara que las ayudas a los constructores están condicionadas a que se mantenga el empleo. "Estamos buscado información sobre este tema de las autoridades españolas", explicó el portavoz de Competencia, Jonathan Todd. "De momento son contactos informales, pero si es necesario haremos lo mismo que con las autoridades francesas, enviaremos una carta", explicó. El Ejecutivo comunitario ya ha expresado su preocupación por el plan francés de ayuda al automóvil, que está dotado con 6.000 millones de euros en créditos blandos, por considerar que algunas de las condiciones que impone a los fabricantes para recibir fondos, especialmente la obligación de mantener su centro de producción en Francia, podrían vulnerar la legislación comunitaria. La presidencia checa de la UE ha ido más allá y ha tildado el plan francés de proteccionista. "Aplicaremos a todos los Estados miembros los mismos criterios", insistió Todd, que explicó que los subsidios "no sólo deben ajustarse perfectamente a las reglas sobre ayudas de Estado", es decir, que no deben provocar "distorsiones desproporcionadas" de la competencia", sino que además deben estar "en conformidad con todo el derecho comunitario, incluidas las reglas sobre mercado interior". Por su parte, el portavoz del Ejecutivo comunitario, Johannes Laitenbergern, explicó que la cuestión no es saber "si se puede o no intervenir para mantener el empleo", ya que "es evidente que se puede y debe hacerse". De lo que se trata es de verificar "si se hace de forma discriminatoria" para "evitar que se adopten medidas que acaben siendo más perjudiciales para el mantenimiento del empleo". Expertos de los Estados miembros y representantes de la industria del automóvil se reúnen este lunes en Bruselas, a invitación de la Comisión, para discutir medidas de apoyo al sector. En particular, se trata de pactar los "principios guía" que deben seguir los Estados miembros a la hora de diseñar primas para el achatarramiento de coches con el objetivo de estimular la demanda.