La CE niega que fuerce a los bancos rescatados a centrarse en el mercado nacional

  • Bruselas, 22 abr (EFE).- La Comisión Europea negó hoy que esté forzando a los bancos que reciben fondos públicos para capear la crisis a centrar su negocio en el mercado nacional y a retirarse de otros países europeos y dejó claro que uno de sus objetivos al evaluar las ayudas es preservar la integridad del mercado interior.

Bruselas, 22 abr (EFE).- La Comisión Europea negó hoy que esté forzando a los bancos que reciben fondos públicos para capear la crisis a centrar su negocio en el mercado nacional y a retirarse de otros países europeos y dejó claro que uno de sus objetivos al evaluar las ayudas es preservar la integridad del mercado interior.

El portavoz de Competencia del ejecutivo comunitario, Jonathan Todd, respondió así al gobernador del Bundesbank, Axel Weber, quien acusa a Bruselas de poner en peligro la integración bancaria en Europa -y en consecuencia el crecimiento económico- al obligar a las entidades rescatadas a concentrarse en su mercado interno.

La advertencia de Weber, en una entrevista al diario británico Financial Times, se produce mientras la Comisión está discutiendo con las autoridades alemanas las condiciones de una cuantiosa ayuda pública a Commerzbank, uno de los bancos más importantes del país.

Según el banquero alemán, "si se obliga a los bancos a vender negocios rentables...se va a crear un problema".

El portavoz comunitario calificó los comentarios de Weber de "engañosos" y "desinformados" y recalcó que su política sobre subvenciones en el actual contexto de crisis está contribuyendo a la normalización de los mercados.

Según Todd, al evaluar las ayudas a la banca Bruselas persigue cuatro objetivos: asegurar que las entidades reciben los fondos suficientes para evitar su desplome; garantizar que la ayuda no les coloca en una situación de ventaja injusta; acometer su reestructuración para garantizar su viabilidad a largo plazo y que el crédito fluye a la economía real; y preservar el mercado interior, sin condiciones discriminatorias ni barreras de entrada.

"Es lo que hemos hecho y lo que seguiremos haciendo", subrayó Todd, que avanzó que el mes próximo la Comisión publicará nuevas orientaciones para los Estados miembros sobre las operaciones de reestructuración de entidades.

Hizo hincapié en que en ningún caso Bruselas está forzando a los bancos a concentrarse en el mercado nacionales y explicó que, en caso de que los gobiernos intenten hacerlo, el ejecutivo de la UE interviene para garantizar que no se produce discriminación y que la financiación se asegura para todas las regiones, incluida Europa del Este.