La marca 'Hecho en Toledo' separará "el grano de la paja" y servirá como "medida de protección" a la competencia desleal

Perezagua señala que el Ayuntamiento aún estudia abrir un expediente sancionador a Tagus por la rotura de la tubería del Polígono TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS) El portavoz del Ayuntamiento de Toledo, Rafael Perezagua, aseguró hoy que la marca 'Hecho en Toledo' que el Consistorio promoverá entre los productos artesanos que se fabrican en la ciudad servirá "para que se separe el grano de la paja", y "como medida de protección" para resolver las discrepancias entre los productos fabricados en Toledo y los que llegan de países de fuera. A preguntas de los medios durante una rueda de prensa, Perezagua indicó que una vez aprobado el reglamento por la Junta de Gobierno Local se elevará al pleno municipal, porque "es un compromiso legislativo" del equipo de Gobierno actual. La marcha 'Hecho en Toledo' también servirá como emblema de identificación de los productos artesanos de la ciudad, que así "tendrán una marca de referencia", con la que identificarse al resto del mundo. En este punto, aclaró que la promoción de la marca comenzará con los productos típicos de acero, como son las espadas o la cuchillería, y recordó que no es necesario que el mazapán, otra seña de identidad de la ciudad, se acoja a esta iniciativa, porque "ya tiene su propia identificación geográfica", que le fue otorgada por la Junta de Castilla-La Mancha. No obstante, dejó la puerta abierta al sector del damasquinado "si se plantea acogerse a la iniciativa". Del mismo modo, informó de que la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) será la encargada de efectuar el control de solicitudes de establecimientos que decidan acogerse a la marca. SANCIÓN A TAGUS De otro lado, y a preguntas de los medios, el portavoz del Consistorio toledano subrayó que el equipo de Gobierno aún está estudiando la posibilidad de abrir un expediente sancionador a Tagus, la empresa concesionaria del servicio de agua y alcantarillado, por la rotura de la conexión entre la vieja y la nueva tubería de la Avenida Boladiez del Polígono. El reventón, tuvo lugar a primera hora de la mañana del pasado martes, escasas horas después de que Tagus finalizase las obras de conexión de suministro de las nuevas tuberías hidráulicas de la Avenida de Boladiez, con el objetivo de acabar con el problema de las roturas de tuberías por cambios de presión que se sufría en la zona.