La Xunta abre expediente a Hernández (PPdeG) por "una infracción grave" que "lleva aparejada inhabilitación"

Touriño censura que Feijóo "avale" la "conducta" del diputado y considera que "no es de recibo" por parte de "un candidato a presidir Galicia"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño, anunció hoy que la Administración gallega abrió un expediente al diputado del PPdeG Agustín Hernández por "una infracción de carácter grave" que "debe ser reparada desde la función pública", aunque evitó precisar si será resuelto por el actual Gobierno gallego o por su sucesor.

Preguntado por los periodistas en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, entendió como una "infracción grave" el hecho de que el diputado popular fuese fichado como consejero en 2006 por una sociedad integrada en el grupo constructor Puentes y Calzadas cuando, un año antes, había adjudicado a esa empresa infraestructuras por más de 30 millones de euros mientras ocupaba el cargo de director xeral de Obras Públicas en el último Ejecutivo de Fraga.

"Desde el punto de vista ético, político y, previsiblemente, jurídico, no cabe ninguna duda de que existe un incumplimiento de la ley", reprobó el máximo mandatario gallego, quien apuntó que esta infracción "lleva aparejada una inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo público durante tres años".

Además, incidió en que la Ley de Incompatibilidades 9/1996 es "taxativa" y "no ofrece lugar a dudas ni interpretaciones" en su artículo 3, que establece que "en los dos años siguientes a la fecha de cese de miembros de la Xunta y altos cargos, no podrán realizar actividades privadas relacionadas con expedientes o materias con las que hayan tratado durante su responsabilidad".

Utilizando la normativa, que también tipifica las infracciones, Touriño consideró que se trata de una falta "grave" puesto que "no causa daño a la Administración", aunque censuró lo "reprobable" de una "conducta" que provoca "una grave confusión entre lo público y lo privado".

INCOMPATIBILIDADES

"La naturaleza de la ley es delimitar el ámbito público del privado y evitar colisiones entre ellos", indicó, y explicó que el decreto aprobado por la actual Xunta añade la creación de un registro al que deben dirigirse los altos cargos tras su cese para informar "de lo que van a hacer". Algo que justificó el jefe de la Xunta en el "mejor funcionamiento" de la ley y que este caso "demuestra" que es necesario.

Por ello, defendió la apertura del expediente en que "se tiene que hacer en cuanto se detecta fehacientemente esa supuesta falta grave". "Al igual que en cualquier otro caso", aseguró, y explicó que el director xeral de Función Pública será el encargado de "comprobar materialmente los supuestos" y "decidir lo que hay".

"NO ES DE RECIBO"

En todo caso, Touriño censuró que el presidente del PPdeG y futuro líder del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, "avale" y "considere positiva y satisfactoria" la "conducta" de este diputado de su partido que, además, forma parte de la comisión para el traspaso de poderes. De hecho, el jefe de los populares gallegos defendió como "absolutamente legal" la actuación de Hernández.

Ante esta constatación, el socialista tachó de "reprobable" la "conducta" de Hernández y consideró que "no es de recibo". "No es de recibo esta confusión manifiesta entre lo público y lo privado, ni por parte de un diputado, ni mucho menos por un candidato a presidir Galicia", criticó.

TRASPASO DE PODERES

Por otra parte, sobre las declaraciones de Hernández en las que acusó al Gobierno bipartito de la Xunta de "intentar entorpecer" el traspaso de poderes, Touriño zanjó la cuestión al afirmar que "siendo el acusador este señor, sobran las palabras".

De todos modos, apostó por "recordar" que "el hecho material" es que "el 29 de julio de 2005, el equivalente entonces a la próxima semana, en la que se investía al presidente, el anterior Consello de la Xunta se reunió y adjudicó obras".

"Algunas obras propuestas por el director xeral de Obras Públicas que nos acusa a, entre otras, la empresa que lo contrató escaso tiempo después, infringiendo gravemente la Ley de Incompatibilidades", censuró. "Y ahora, efectivamente, nos acusa de entorpecer el traspaso", comentó Touriño en tono irónico.