Sacyr revisa sus cuentas de 2008 y aumenta sus pérdidas hasta 256 millones

  • Madrid, 20 abr (EFE).- El grupo constructor Sacyr-Vallehermoso ha revisado sus cuentas correspondientes al ejercicio 2008, en el que obtuvo unas pérdidas atribuidas a la sociedad dominante de 256 millones de euros, frente a los 176,8 millones declarados el pasado 27 de febrero.

Madrid, 20 abr (EFE).- El grupo constructor Sacyr-Vallehermoso ha revisado sus cuentas correspondientes al ejercicio 2008, en el que obtuvo unas pérdidas atribuidas a la sociedad dominante de 256 millones de euros, frente a los 176,8 millones declarados el pasado 27 de febrero.

Según las nuevas cuentas enviadas hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el aumento de las pérdidas es consecuencia en buena medida de la partida de 60,6 millones de euros que el grupo ha dotado para cubrir la pérdida de valor de mercado de sus activos inmobiliarios.

Asimismo, Sacyr ha revisado a la baja el resultado bruto de explotación (EBITDA), que fue 609,3 millones de euros frente a los 644 millones declarados en un principio, lo que supone una caída del 29,4 por ciento con respecto a 2007.

La cifra de negocio se mantiene en los 5.379 millones de euros, igual que en los datos enviados a la CNMV el pasado mes de febrero, lo que supone un crecimiento del 2,7 por ciento en relación con el año anterior.

Al margen de que las pérdidas del grupo hayan aumentado por la depreciación de sus activos inmobiliarios y la revisión a la baja del EBITDA, el quebranto del pasado año fue consecuencia de las pérdidas de 477,3 millones de euros que le provocó a Sacyr la salida de sus cuentas de la francesa Eiffage.

No obstante, si se descuenta el efecto de la salida de Eiffage, la compañía habría obtenido un beneficio neto de 221,3 millones de euros, frente a los 300,5 millones declarados en febrero, lo que supone un 67,1 por ciento menos que en 2007.

En el resultado final de la compañía fue determinante la participación del 20,01 por ciento que la constructora tiene en la petrolera Repsol-YPF, y que aportó al resultado neto del grupo unas ganancias de 299,4 millones de euros.

Aunque la cotización de la petrolera cayó en 2008 un 38 por ciento (de 24,38 a 15,10 euros por acción), Sacyr considera que el valor en uso de esta participación está por encima de su valor contable (26,71 euros por título).

Según lo establecido en la norma internacional contable (NIC) 36, a la que se ha acogido Sacyr, para calcular el valor en uso de Repsol-YPF no es necesario contabilizar su deterioro bursátil, sino las expectativas de generación de flujos de caja por parte de la petrolera, a lo que hay que restar la deuda financiera neta y los intereses minoritarios.

A este respecto, la compañía señala que la participación en Repsol-YPF es una inversión estable a largo plazo, por lo que "no se ha planteado" aceptar un precio de venta inferior a su valor en uso.