Llega el 4G de Yoigo: una alternativa para móviles baratos y sin coste para el cliente


  • El cuarto operador en España con red propia estrena hoy su oferta comercial de las redes de alta velocidad, una aventura en la que tendrá de socios a Ericsson y Samsung.

  • Promete llegar al 75% de la población en 2014, adaptar muchos móviles baratos a esta tecnología y ofrecer al usuario una velocidad cuatro veces superior a la actual.

Yoigo invertirá 200 millones en despliegue de 4G para llegar al 75% de la población en 2014

Yoigo invertirá 200 millones en despliegue de 4G para llegar al 75% de la población en 2014

Yoigo, el cuarto operador en España con red propia, da hoy el pistoletazo de salida a su red 4G, la nueva generación de la telefonía móvil. Desde este jueves, la compañía en manos de la sueca TeliaSonera ofrecerá a sus clientes las redes de alta velocidad. Explicamos cómo va a ser el despliegue con estas siete claves:

1. Qué velocidad ofrecerá la compañía

Yoigo fue el primer operador de España en anunciar la puesta en marcha de estas redes de cuarta generación, aunque será el último en probarlas. Vodafone estrenó las suyas a finales de mayo, mientras que Orange tomó el relevo el pasado 8 de julio.

Hoy la filial de TeliaSonera toma la alternativa prometiendo a los usuarios una velocidad pico de 75 megas por segundo. Ahora bien, la velocidad media será muy inferior: calcula que estará entre 20 y 40 megas por segundo. En un futuro, espera ofrecer velocidades de hasta 112 megas.

Para hacerse una idea, actualmente el máximo es 21 megas por segundo, lo que significa que la velocidad se multiplicará por casi cuatro veces desde hoy mismo. A medio plazo, incluso, llegará a ser hasta seis veces superior.

2. Dónde empezará a funcionar

La primera región que podrá probar las ventajas del 4G de Yoigo es Madrid. Hasta el próximo 9 de agosto solo estará operativa en la capital y, a partir de entonces, empezará el despliegue por otras localidades españolas.

A finales de este año, la red estará disponible en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Murcia y Alicante. Asegura que en este ejercicio sus servicios de banda ancha estarán disponibles en 43 provincias y 113 ciudades, alcanzando así al 48% de la población, frente al 37% previsto inicialmente.

La previsión del operador es ampliar su oferta comercial a Granada, Almería, Castellón, Tarragona, Tenerife, Las Palmas y Palma de Mallorca antes de verano de 2014 y, a partir de entonces, extenderse a A Coruña, Pontevedra, Cantabria, Bilbao, San Sebastián, Burgos y Valladolid. Así, espera alcanzar al 75% de la población a finales del año que viene.

3. Cuánto le va a costar el despliegue

La compañía anunció hace más de dos meses (cuando hizo públicos sus planes para implantar esta red que usa tecnología LTE) que destinará 200 millones de euros para poner en marcha su proyecto.

¿Esto es mucho o poco? Depende con qué cifra se compare. Orange, por ejemplo, va a invertir unos 1.100 millones en el despliegue del 4G por toda España, una cifra que supera en más de cinco veces la de Yoigo.

Sin embargo, si se miran los resultados del pequeño operador se descubre que el esfuerzo inversor es grande. Esos 200 millones suponen, aproximadamente, el beneficio que ha conseguido la compañía en España en el segundo trimestre del año.

La comercialización de estas redes no solo supondrá una inversión multimillonaria. Según el consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, garantiza 200 empleos directos y más de 300 indirectos. Gracias a este despliegue, la compañía tendrá a finales de 2014 más de 5.000 estaciones base repartidas por todo el país.

4. Qué empresas van a colaborar

Para este despliegue, Yoigo va a contar con la experiencia y el compromiso de su matriz, TeliaSonera, que fue la primera operadora del planeta en lanzar comercialmente 4G. Lo hizo hace ya cuatro años en Suecia, su país de origen, y en la actualidad ya cuenta con más de medio millón de clientes que usan sus redes. Con la incorporación de España, todos los países en los que opera la compañía tendrán su propia tecnología.

Además, el operador español contará con otros dos socios: Ericsson y Samsung, los mismos que colaboraron con su matriz allá por 2009. Según ha confirmado Yoigo, la firma encargada del despliegue de 4G será Ericsson (su socio tecnológico en los últimos siete años), mientras que Samsung se encargará de la provisión de terminales compatibles con estas tecnologías.

5. Podrá usarse con un smartphone barato

Si algo ha querido dejar claro el pequeño operador español es que el acceso a las redes móviles de alta velocidad no tendrá un coste adicional para los usuarios y que, próximamente, será posible con dispositivos que cuesten menos de 200 euros.

Acutalmente, y revisando la web de la compañía, se podrá aprovechar la súper banda ancha con smartphones de ultimísima generación como el HTC One (que cuesta 630 euros), el Samsung Galaxy S4 (600 euros) o el Sony Xperia Z (620 euros) y con otros como el LG Optimus G (400 euros), el Sony Xperia SP (380 euros) o el Nokia Lumia 820 (360 euros). También los hay más baratos, como el Huawei Ascend P (320 euros), la BlackBerry Q5 (310 euros) o el LG Optimus L7 (260 euros).

Yoigo asegura que este mismo verano tendrá acceso a la red 4G la mitad de los móviles que venda y que, poco a poco, irá ampliando su gama de terminales compatibles con ella.

6. Las tarifas actuales son suficientes, de momento

El operador insiste en que, de momento, no va a lanzar tarifas específicas para usar esta tecnología, al contrario que Orange, que lanzó varias ofertas para particulares y empresas días antes de que estuviera disponible su red de alta velocidad.

La estrategia de Yoigo tampoco coincide con la de Vodafone, que cobrará 9 euros al mes a aquellos clientes que quieran usar esta red y tengan contratada con el operador una tarifa inferior a RED3, que cuesta casi 85 euros al mes, IVA incluido.

Ahora bien, todo apunta a que la compañía va a tener que actualizar sus ofertas de voz y datos (La del Uno, La del Dos, La Infinita…), o lanzar nuevas. ¿La razón? Como confiesa su propia matriz, "ayer teníamos un modelo de negocio basado en la voz, porque los usuarios usaban el teléfono para hablar. Hoy es híbrido, porque la gente se comunica también en redes sociales, Youtube…, y mañana será solo de datos".

Por eso, se necesita una oferta potente para navegar, sobre todo si se recuerda que desde el operador calculan que con el 4G los usuarios consumirán seis veces más datos que ahora.

7. ¿Acuerdo bilateral con Movistar?

La llegada del 4G de Yoigo también podría traer consigo un acuerdo bilateral e histórico. La web especializada ASDLZone.net publicó la semana pasada que el operador está negociando con Telefónica para intercambiar servicios y dentro del sector, el rumor se ha propagado como la pólvora.

De cerrarse el acuerdo, algo que puede suceder de manera inminente, el cuarto operador en España con red propia podría usar la red del líder del mercado para lanzar ofertas de ADSL y fibra óptica (algo que no ha podido hacer hasta ahora). A cambio, prestaría a Telefónica las 5.000 estaciones base que tendrá operativas en todo el país el año que viene y que le permitirán llegar a tres de cada cuatro ciudadanos.