LM prevé que las obras del primer y segundo tramo de la Autovía de La Sagra concluyan a finales del año 2010

Aprobado un Decreto por el que los ciclomotores de dos ruedas tendrán que pasar la ITV

TOLEDO, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Castilla-La Mancha estima que las obras del primer y segundo tramo de la Autovía de La Sagra, que se iniciaron en abril de 2008, concluyan a finales del próximo año 2010, tal y como avanzó hoy la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez.

El Consejo de Gobierno ha autorizado la licitación del tercer tramo de la Autovía de La Sagra, entre las localidades toledanas de Villaseca de La Sagra y Seseña, que tendrá 21 kilómetros y contará con un presupuesto de 91,1 millones de euros.

Dicha Autovía, que cuenta con un total de 82 kilómetros de longitud, se extiende por toda la comarca toledana de La Sagra y comunica sus principales núcleos urbanos entre sí y con grandes vías de comunicación, como la Autovía de Extremadura, la Autovía de Andalucía, la Autovía Madrid-Toledo, la Autopista Madrid-Toledo y la Radial 4.

El uso de la Autovía de La Sagra será libre y gratuito para los usuarios y el coste total que esta infraestructura supondrá para la administración, incluyendo su mantenimiento en los próximos 30 años, supera los 1.877 millones de euros.

Por otro lado, y a propuesta de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, se aprobó un Decreto por el que se regula y facilita a los ciudadanos la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), complementando el marco normativo de este servicio para hacerlo más accesible y eficaz para los ciudadanos.

Con ello, el Gobierno regional complementa el marco normativo, incluyendo, por ejemplo, entre los vehículos a inspeccionar los ciclomotores de dos ruedas para cuya inspección se facilitará a los municipios, que no cuenten con estaciones de ITV fijas, un servicio de ITV móviles.

En la actualidad, Castilla-La Mancha tiene 33 ITV fijas, que con este decreto podrán convertirse en móviles, y 15 móviles, que ya estaban haciendo este trabajo con la maquinaria agraria, y ahora podrán posibilitar la revisión de los vehículos de dos ruedas, sobre todo, por la dificultad de trasladar estos vehículos a las ITV fijas.