Los clientes del BPP denuncian la creación de cuentas ficticias en el banco

LISBOA, 13 May (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

Los clientes del Banco Privado Portugués (BPP) han denunciado la existencia de muchas cuentas "ficticias", en las que no hay tantos titulares como indica la entidad, según informa hoy el diario luso "Diario Económico, que además asegura que días antes de pedir ayuda al Banco de Portugal, varios gestores del banco vendieron sus acciones.

Esta situación se produce en el momento en el que el Estado tiene que decidir que hacer con el banco. La intención del ministerio de Finanzas es que el Gobierno avale a las entidades que adquieran las aplicaciones de los clientes con retorno absoluto, ya que el Estado luso no tiene intención de salvar el banco, al considerar que se trata de un problema de sus accionistas.

Parece que el plan presentado por el equipo de gestión provisional del banco, nombrado por el Banco de Portugal, que habla de la creación de "un megafondo" para salvar la entidad, no es una alternativa para el Ejecutivo.

El BPP, que tiene las cuentas de sus clientes congeladas, siempre dijo que había 2.100 titulares de cuentas. Ahora, los clientes dudan de esa cifra y aseguran que muchas son cuentas ficticias creadas y controladas por el propio BPP, ya que en las reuniones de Lisboa y Oporto, "nunca consiguieron juntar a más de 300 y 400 titulares", según explicó el abogado que agrupa a decenas de clientes del banco, Miguel Enrique, a "Diario de Noticias".

"Estuve en España y en Sudáfrica, conozco el universo de los clientes y tengo dificultad en comprender que las cantidades totales de aplicación sean 1.200 millones de euros", aseguró Enrique.

También hoy, el "Diario Económico" denuncia que varios gestores del BPP vendieron las acciones que tenían en Privado Holding, sociedad dueña del banco, al propio BPP días antes de pedir ayuda al Banco de Portugal, en noviembre de 2008.

El rotativo da los nombres de los gestores que vendieron sus acciones, Paulo Guichard, Salvador Fezas Vital y Fernando García Lima, y afirma que las operaciones costaron al banco 14 millones de euros.

Según el informe de cuentas de Privado Holding, las operaciones de alienación de acciones realizadas por los tres gestores resultaron del plan de 'stock options' del grupo para el período 2004-2007, y fueron vendidas a 2,108 euros, aunque habían sido compradas a un precio unitario de 2 euros.