Almunia advierte que no han aflorado todas las pérdidas bancarias en Europa

  • Madrid, 25 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, advirtió hoy de que en el sistema bancario europeo todavía hay un "problema de transparencia", porque no han aflorado todas las pérdidas en los balances de las entidades financieras, lo que impide la normalidad en el mercado.

Madrid, 25 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, advirtió hoy de que en el sistema bancario europeo todavía hay un "problema de transparencia", porque no han aflorado todas las pérdidas en los balances de las entidades financieras, lo que impide la normalidad en el mercado.

"Hasta que no se saneen los balances de las entidades bancarias no se volverá a una situación normal", subrayó Almunia durante su participación en el seminario "La crisis económica española en un contexto global" organizado por la Fundación Alternativas.

El comisario europeo consideró además que en Europa es necesario recapitalizar más entidades, una tarea en la que, a su juicio, el sector privado "debe ayudar".

Ahora que en los mercados hay más liquidez a plazos cortos (a 3 y 6 meses) y que las emisiones de bonos funcionan "bastante mejor", "la clave es el crédito", señaló Almunia, ya que, "aunque no estemos en un credit crunch, sí hay problemas de oferta de créditos".

Por tanto, destacó, "la tarea inmediata es acabar de resolver los problemas que el sistema financiero sigue sufriendo para que el crédito fluya".

Almunia consideró además que hay que empezar a pensar en una estrategia de salida de la crisis y en una retirada ordenada del Estado de las entidades en las que esté, para evitar pérdidas de eficiencia y desventajas competitivas que ya están empezando a surgir.

Asimismo, insistió en la "urgencia" de crear autoridades de supervisión financiera europeas, ya que, lamentó, los supervisores nacionales "siguen siendo muy reticentes a coordinarse".

En este sentido, insistió en que en Europa ha habido fallos de regulación y de supervisión financiera antes de la crisis, ya que no se ha sabido actuar contra riesgos que estaban detectados, lo que justifica la necesaria coordinación entre países.

También consideró necesario acabar con "la tolerancia con comportamientos como los que se han producido" en las entidades bancarias, en alusión a los sistemas de remuneración, que en su opinión han sido "claramente procíclicos, incentivadores de la asunción de riesgos más allá de lo razonable y éticamente reprochables".

Hay que intentar, además, evitar la ruptura del mercado interior europeo e impedir "que vaya marcha atrás" el proceso de fusiones e integraciones entre entidades de unos países y de otros, apuntó.