Almunia avisa de que aún quedan pérdidas bancarias por aflorar en Europa

  • Madrid, 25 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, advirtió hoy de que todavía no han aflorado todas las pérdidas en los balances de la banca europea, situación que sigue mermando la confianza en los mercados e impide la vuelta a la normalidad.

Madrid, 25 may (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, advirtió hoy de que todavía no han aflorado todas las pérdidas en los balances de la banca europea, situación que sigue mermando la confianza en los mercados e impide la vuelta a la normalidad.

Durante su participación en el seminario "La crisis económica española en un contexto global" organizado por la Fundación Alternativas, Almunia también alertó de que habrá tensiones "muy fuertes" de financiación en Europa dentro de un tiempo, que acarrearán mayores problemas de endeudamiento público.

Para el comisario europeo, todavía hay un "problema de transparencia" en el sistema financiero, por lo que, añadió, "hasta que no se saneen los balances de las entidades bancarias no se volverá a una situación normal".

En su opinión, es necesario recapitalizar más entidades, una tarea en la que, a su juicio, el sector privado "debe ayudar".

Ahora que en los mercados hay más liquidez a plazos cortos (a 3 y 6 meses) y que las emisiones de bonos funcionan "bastante mejor", "la clave es el crédito", señaló Almunia, ya que, "aunque no estemos en un 'credit crunch', sí hay problemas de oferta de créditos".

Por tanto, destacó, "la tarea inmediata es acabar de resolver los problemas que el sistema financiero sigue sufriendo para que el crédito fluya".

En este sentido, Almunia señaló que, aunque de momento los Estados europeos no están teniendo problemas para emitir deuda, habrá tensiones de financiación muy fuertes dentro de un cierto tiempo, porque los plazos de endeudamiento son cortos.

Por tanto, señaló, habrá muchos países que quieran refinanciar su deuda en los mercados.

Aunque afirmó que la economía real todavía está en lo más hondo de la crisis y que los signos positivos de crecimiento son "escasísimos", auguró que en los últimos trimestres del año la economía decrecerá menos que en el segundo trimestre y se acercará a un crecimiento cero.

Almunia consideró que hay que empezar a pensar en una estrategia de salida de la crisis y en una retirada ordenada del Estado de las entidades financieras en las que esté, para evitar pérdidas de eficiencia y desventajas competitivas que ya están empezando a surgir.

Asimismo, insistió en la "urgencia" de crear autoridades de supervisión financiera europeas, ya que, lamentó, los supervisores nacionales "siguen siendo muy reticentes a coordinarse".

También consideró necesario acabar con "la tolerancia con comportamientos como los que se han producido" en las entidades bancarias, en alusión a los sistemas de remuneración, que en su opinión han sido "claramente procíclicos, incentivadores de la asunción de riesgos más allá de lo razonable y éticamente reprochables".

Hay que intentar, además, evitar la ruptura del mercado interior europeo e impedir "que vaya marcha atrás" el proceso de fusiones e integraciones entre entidades de unos países y de otros, apuntó.

En relación a los precios, destacó que su caída está ayudando al aumento del consumo privado de bienes no duraderos, al tiempo que no prevé riesgos "serios" de deflación en Europa, aunque existen en varios países, entre ellos España.

Sobre el mercado laboral, se limitó a señalar que la Unión Europea debe prestar la "máxima atención" al aumento del desempleo, para evitar que se convierta en "paro estructural".