Almunia cree que al inicio de 2010 los brotes de la recuperación serán flores

  • Madrid, 8 may (EFE).- El comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Joaquín Almunia, expresó hoy su confianza en que la recuperación económica se iniciará en los próximos trimestres y a finales de este año o principios del que viene los indicios de la salida de la crisis "no serán brotes, sino flores".

Almunia cree que al inicio de 2010 los brotes de la recuperación serán flores

Almunia cree que al inicio de 2010 los brotes de la recuperación serán flores

Madrid, 8 may (EFE).- El comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Joaquín Almunia, expresó hoy su confianza en que la recuperación económica se iniciará en los próximos trimestres y a finales de este año o principios del que viene los indicios de la salida de la crisis "no serán brotes, sino flores".

En una entrevista a Onda Cero desde Bruselas, Almunia suscribió la percepción de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, sobre que hay ciertos "brotes verdes" en la economía hacia la recuperación.

Poco a poco, apuntó, "van apareciendo" dichas señales en lugares como China, según algunos datos procedentes de ese país, Alemania, donde las exportaciones han mejorado, o en Estados Unidos, donde el sector de la vivienda ha tocado fondo y empieza a "reflotar".

"Y cuando les va bien a los chinos, los estadounidenses y los alemanes nos va bien a los demás", señaló Almunia, quien no obstante subrayó que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" aún y valoró que en Europa y en España esté mejorando ya la confianza.

Almunia se refirió también a la decisión del Banco Central Europeo de bajar los tipos de interés al 1 por ciento, y recordó que cuando el precio del dinero está tan bajo es porque "la economía está muy mal", como ahora.

Reconoció en este sentido que se alegrará el día en que el BCE vuelva a subirlos, porque será una señal de que la economía está en la senda de remontar.

En cuanto a la decisión del Banco Central Europeo de comprar cédulas hipotecarias para favorecer la liquidez, dijo que debe considerarse como una "última medida para que la economía reaccione", y después, cuando se consiga este objetivo, dejar de hacerlo para evitar problemas de inflación.

El BCE, explicó, ha tomado está decisión para que haya "un poco más de alegría invirtiendo y consumiendo" pero debe dejarlo cuando la economía europa salga de la "uvi económica".

De nuevo, el comisario europeo se mostró a favor de que se acometan reformas en el sistema de las pensiones, y suscribió las reflexiones hechas anteriormente por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y, hoy, por el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.

Granado afirmó en Bilbao que en el futuro y "gobierne quien gobierne" habrá que buscar "formas para conseguir que se mantenga" la edad de jubilación porque, de lo contrario, el sistema de pensiones "no será sostenible".

Tanto Fernández Ordóñez como Granado han dicho cosas "muy ciertas" porque hay un problema de envejecimiento en España y en Europa, dijo Almunia, quien advirtió de que quien sea reacio a una reforma en este sentido es conservador, "y el conservadurismo no lleva a nada bueno".

Sin embargo, al hablar de una reforma laboral, advirtió de que es "muy delicado" discutir asuntos como las condiciones de despido y contratación.

En cualquier caso insistió en que tal y como ha evolucionado el mercado laboral español en el último año, y cómo han aumentado el desempleo y la destrucción de puestos de trabajo, no se puede decir "que no hay que hacer nada, porque (la situación) no va muy bien".

Por eso consideró que los integrantes del diálogo social -Gobierno, patronal y sindicatos-, tienen una "obligación", la de discutir para buscar soluciones.

Almunia criticó el desliz protagonizado hace dos días por el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, quien en una conversación privada a micrófono abierto señaló que el problema económico de España no es la "grave crisis" internacional sino "los años" de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Cuando se dicen cosas que no tienen fundamento hay que asumir las consecuencias", dijo Almunia, quien apuntó que "la crisis no tiene que ver con lo que hace o deja de hacer el Gobierno de España".