Almunia descarta la deflación en España, aunque prevé una tasa negativa del IPC en 2009

  • Madrid, 28 abr (EFE).- El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia, descartó hoy la deflación en España y en el resto de Europa a pesar de que la tasa de inflación seguirá siendo negativa hasta final de 2009.

Madrid, 28 abr (EFE).- El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia, descartó hoy la deflación en España y en el resto de Europa a pesar de que la tasa de inflación seguirá siendo negativa hasta final de 2009.

En unas declaraciones a la prensa antes de su comparecencia en la Comisión no permanente del Pacto de Toledo, Almunia dijo que la inflación seguirá siendo negativa los próximos meses en muchas economías europeas como consecuencia de la recesión.

Pero también -añadió- por la comparación de la evolución de la inflación el año pasado, cuando los precios subían por el incremento de los precios del petróleo y de las materias primas.

Auguró que la inflación negativa se corregirá en los últimos meses de este año y se volverá "a una zona positiva".

"No hay riesgo de deflación", aseguró Almunia, quien añadió que "es muy bueno" para el poder adquisitivo de las familias que los precios bajen y, además, favorece la demanda.

Subrayó que, según las previsiones de la CE, si las medidas que se están adoptando tienen el efecto esperado y se toman "definitivamente" las dirigidas a sanear los balances de las entidades financieras, en 2010 empezará la recuperación de forma gradual y moderada de las economías europeas, "aunque no todas a la vez".

En el caso de la economía española, "es posible que tarde algo más", dijo, debido al ajuste en el sector de la vivienda.

El comisario europeo recordó que el Ecofin ha aprobado una recomendación para que España corrija su excesivo déficit por debajo del 3 por ciento en 2012 y que hasta entonces "hay que acabar de aplicar las medidas de estímulo fiscal".

Si, según lo previsto, destacó, la recuperación empieza a emerger gradualmente a partir de 2010, "ya es el momento de ir retirando el estímulo y de poner manos a la obra para corregir el desequilibrio fiscal".

Almunia afirmó que la economía española, además de la reacción a corto plazo, "tiene una serie de reformas pendientes" para mejorar la productividad y el crecimiento con un patrón más solido y sostenible a medio y largo plazo para crear empleo "de calidad" con valor añadido y no basado en crecimientos del déficit exterior que, "en momentos como los actuales, resulta muy complicado financiar".

De la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado dijo que es "competente y comprometida con la política que siempre ha tenido el Gobierno de (José Luis Rodríguez) Zapatero, antes con (Pedro) Solbes y ahora con ella" y que persigue la estabilidad presupuestaria.

Agregó que "sabe utilizar" la política fiscal en el corto plazo para hacer frente a una recesión como la que estamos sufriendo, pero que a medio plazo su objetivo es la estabilidad "porque ese es el fundamento para un crecimiento sostenible".

Almunia aseguró que hay consenso entre economistas y autoridades europeos en que la economía española necesita mejorar la productividad.

"Y eso quiere decir hacer un esfuerzo grande en educación, en formación, en investigación y en desarrollo tecnológico", además de un mejor funcionamiento de los mercados de bienes y servicios, así como del mercado de trabajo, y afirmó que "ojalá" puedan acordarse en el diálogo social.

Almunia consideró necesario apostar por las energías renovables y basar el desarrollo en políticas que tengan en cuenta el proceso de envejecimiento de la población.