Draghi espantará mañana los temores a una retirada prematura de estímulos, pero no actuará hasta diciembre


MADRID|

El BCE esperará a diciembre para anunciar una extensión de seis meses de su programa de compras de 80.000 millones mensuales

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, empleará la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, que previsiblemente mantendrá su política monetaria sin cambios, a calmar los temores del mercado a una prematura retirada de estímulos por parte del banco central, aunque reservará sus últimas balas para la reunión del mes de diciembre, según los analistas consultados por Europa Press.

Ante el reciente nerviosismo en los mercados por los rumores sobre la inminente puesta en marcha de un plan de retirada de estímulos o 'tapering' por parte del BCE, los analistas de Bank of America Merrill Lynch (BofAML) esperan a un Draghi "bastante conciliador" y que querrá dejar claro que este 'tapering' "no se ha discutido".

Sin embargo, más allá de esta actuación verbal por parte del banquero italiano, los analistas de BofAML no prevén ningún anuncio significativo antes de la reunión de diciembre, cuando apuestan por que Draghi anunciará una ampliación de seis meses en la duración del programa de compra de activos, cuya duración llegará así hasta septiembre de 2017, mientras mantendrá el actual importe de 80.000 millones de euros mensuales.

De la misma opinión son los analistas de Nordea, que apuestan por un Mario Draghi "moderadamente 'dovish', dejando así abierta la puerta a una extensión de las compras de activos, lo que implica que el 'tapering' no es inminente".

Asimismo, el banco escandinavo coincide en esperar novedades en la duración del plan de compras en la reunión del próximo mes de diciembre, cuando augura una extensión de seis meses, mientras descarta una bajada del tipo de depósito.

En este sentido, Frederik Ducrozet, de Pictet, tampoco espera que Mario Draghi anuncie nuevas medidas este jueves más allá de reiterar su disposición a reaccionar en función de las necesidades para alcanzar los objetivos del programa de compras, que "será extendido seis meses en la reunión del 8 de diciembre" con la misma cantidad, mientras que se espera "un 'tapering' progresivo durante el cuarto trimestre (de 2017)".

Por su parte, Javier Urones, analista de Xtb, considera que "se da por hecho que se mantendrán tanto los tipos de interés como los importes del programa de compra de deuda intactos", mientras existen muchas probabilidades de ser ampliado, aunque subraya que cualquier cambio se espera para la reunión de diciembre, por lo que el interés de la rueda de prensa de este jueves se centrará en tratar de intuir entrelíneas un mayor estímulo monetario a la zona euro.

"Quizás como la Reserva Federal tiene altas probabilidades de alterar su política de tipos de interés en diciembre, lo inteligente sea esperar justo hasta ese mes para anunciar nuevas medidas", señala Urones, recordando que Draghi destaca también por sorprender de vez en cuando al mercado, por lo que pese a que no se esperen movimientos ni declaraciones de interés, habrá que estar pendiente de ello.

En el caso del banco alemán Berenberg, Florian Hense coincide con el resto de analistas en considerar altamente improbable que Draghi anuncie cualquier estrategia del BCE para retirar sus estímulos, ya que sería prematuro y, por contra, se espera que el presidente del BCE enfatice la disposición del BCE a mantener su postura actual.

De este modo, Hense apuesta por que cualquier cambio técnico del programa de compras del BCE será anunciado en diciembre, cuando se podría anunciar una extensión de su duración hasta septiembre de 2017, así como cambios técnicos, mientras que el potencial 'tapering' no llegaría antes del otoño de 2017.