China "es el motor más grande" ante la crisis, según el presidente venezolano

  • Pekín, 8 abr (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy a su homólogo chino, Hu Jintao, que no tiene duda de que "China es el motor más grande que existe para conducir al mundo más allá de la crisis".

China es el mayor motor para conducir al mundo más allá de la crisis, según Chávez

China es el mayor motor para conducir al mundo más allá de la crisis, según Chávez

Pekín, 8 abr (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy a su homólogo chino, Hu Jintao, que no tiene duda de que "China es el motor más grande que existe para conducir al mundo más allá de la crisis".

Chávez, que intercambió hoy con Hu ideas sobre la evolución de las relaciones bilaterales y la que llama "construcción de un nuevo orden geopolítico mundial", calificó de "muy positivas para el mundo" las acciones tomadas por China para afrontar la crisis.

"Creo que su visita ofrece una oportunidad excepcional para intercambiar cara a cara puntos de vista sobre la agenda que a usted más le interese", le respondió el dirigente chino.

El jefe del Estado chino calificó a Chávez de "viejo y gran amigo" cuyas seis visitas son "prueba palpable de la importancia que da al desarrollo de las relaciones bilaterales y a su buena dinámica".

Según dijo el presidente venezolano a su anfitrión, "nadie puede dudar de que el centro de gravedad del mundo se ha desplazado hacia Pekín. No tenemos duda de que China es el motor más grande que existe para conducir al mundo más allá de la crisis".

Chávez alabó también las actuaciones chinas para abordar la crisis mundial -por ejemplo en la cumbre del G20, países desarrollados y emergentes, de Londres- que dijo "han sido muy positivas para el mundo".

"La crisis mundial avanza, (pero) también nuestras relaciones, que son muy positivas", añadió el mandatario venezolano.

Al llegar anoche a la capital china "en plena luna llena", según le mencionó hoy a Hu, Chávez dijo traer una agenda "bastante intensa" que incluye América Latina "donde cada día tienen más fuerza los movimientos de renovación como la llegada al poder del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en El Salvador".

También dijo deseaba conversar con Hu sobre el G20 y otros objetivos estratégicos geopolíticos, como la cumbre de ASPA entre países árabes y América Latina, la Unión Suramericana (Unisur) "y decirle que la presencia de China en América Latina es fundamental".

Según el mandatario venezolano es necesaria una nueva arquitectura geopolítica internacional, no solo financiera como la que quiere crear Hu, con la que dijo estar de acuerdo.

"Nosotros ya estamos creando el Banco del Alba, el del Sur y la banca venezolana. El FMI está quebrado e inyectarle un millón de millones de dólares no creo que sea una solución alternativa", dijo al llegar a Pekín.

Según el presidente venezolano, "está naciendo un mundo nuevo, un nuevo equilibrio, el mundo pluripolar en el que tanto soñamos desde hace mucho tiempo. Se vino abajo el unipolar, el poder del imperio de EEUU y Mao Zhedong terminó teniendo razón cuando habló del 'tigre de papel' del imperio".

"Cada día se levantan nuevos polos de poder mundial como Pekín o Tokio y el Planeta desplaza su centro de gravedad hacia el Este y el Sur", manifestó.

Con motivo de la visita de trabajo de Chávez a China hasta mañana, el periódico oficial "China Daily" analizó la relación creciente del país asiático con América Latina, ilustrado con fotografías de la cooperación venezolano-china.

El comercio entre China y América Latina creció hasta los 140.000 millones de dólares (106.000 millones de dólares) en 2008, un aumento del 40 por ciento, según datos oficiales chinos.

China adquiere materias primas en América Latina para abastecer su economía, la tercera del planeta y la mayor entre las emergentes, con la compra por ejemplo de petróleo a Venezuela, soja y hierro a Brasil, soja y aceite a Argentina, cobre a Chile, estaño a Bolivia y lana, madera y cuero a Uruguay.

Los analistas chinos subrayan que los acuerdos de cooperación benefician a todos los países firmantes.

El pasado noviembre, las autoridades chinas publicaron el primer Libro Blanco sobre políticas en América Latina y el Caribe, y destacaron la intención de reforzar "una cooperación completa" en política, economía y cultura, así como en seguridad, defensa y asuntos judiciales.