Denuncian el trato de favor que da el área de Comercio de la CE a empresarios

  • Bruselas, 19 may (EFE).- La organización no gubernamental Corporate Europe Observatory (CEO) anunció hoy la interposición de una denuncia ante el defensor del pueblo europeo contra la dirección general de Comercio de la Comisión Europea por el supuesto trato de favor que da a los grupos de presión empresariales.

Denuncian el trato de favor que da el área de Comercio de la CE a empresarios

Denuncian el trato de favor que da el área de Comercio de la CE a empresarios

Bruselas, 19 may (EFE).- La organización no gubernamental Corporate Europe Observatory (CEO) anunció hoy la interposición de una denuncia ante el defensor del pueblo europeo contra la dirección general de Comercio de la Comisión Europea por el supuesto trato de favor que da a los grupos de presión empresariales.

Según explica la ONG en un comunicado, el área a cuyo frente está la británica Catherine Ashton hace lo posible para no exponer al escrutinio público su estrecha relación con el mundo empresarial.

Desde el ejecutivo de la UE, aseguraron que estas acusaciones son completamente "infundadas" y dejaron claro que la Dirección de Comercio, igual que el resto de departamentos de la institución, respeta escrupulosamente las normas sobre transparencia y difusión de documentos.

En la denuncia, la organización hace hincapié en cómo los funcionarios de la dirección general de Comercio comparten detalles de negociaciones con organizaciones como BusinessEurope, la patronal europea, pero los ocultan a otros grupos de interés.

También critican el hecho de que no se publiquen actas de las reuniones de los funcionarios con representantes empresariales, o incluso se manipulen.

La organización reclama al defensor del pueblo europeo que ordene a la Dirección General de Comercio que interrumpa esas prácticas y que facilite los documentos que se le solicitan.

El portavoz de Comercio de la Comisión, Lutz Güllner, indicó, en declaraciones a EFE, que las quejas de la ONG son "infundadas", ya que el área que dirige Ashton hace "exactamente lo contrario" a lo denunciado, es decir, facilita al público toda la información que se le solicita.

Güllner explicó que las únicas restricciones que se ha trasladado a los funcionarios es que no deben incluir en sus comunicaciones oficiales alusiones personales, precisamente porque todas las comunicaciones -incluidos los correos electrónicos- son susceptibles de publicación en caso de solicitud.

"En ningún caso se aconseja que se oculte información", recalcó el portavoz, que también aseguró que todas las actas de las reuniones son públicas.

Asimismo, precisó que, según establece la normativa comunitaria sobre transparencia en los documentos oficiales, Bruselas sólo puede rechazar facilitar textos en casos específicos, como cuando haya riesgo de vulneración de la privacidad de un individuo o de intereses comerciales de una empresa o particular.