Díaz Ferrán advierte de que una huelga general dañaría más la economía

  • Madrid, 6 may (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, advirtió hoy de que no es el momento de convocar una huelga general "que dañaría aún más la economía española" e hizo un llamamiento a los sindicatos para iniciar un diálogo "constructivo" sobre una futura reforma del mercado laboral.

Madrid, 6 may (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, advirtió hoy de que no es el momento de convocar una huelga general "que dañaría aún más la economía española" e hizo un llamamiento a los sindicatos para iniciar un diálogo "constructivo" sobre una futura reforma del mercado laboral.

Así lo aseguró Díaz Ferrán durante su intervención en la Asamblea General de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) de 2009 que fue inaugurada hoy por los Príncipes de Asturias y a la que asistieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y más de un millar de empresarios.

El primero en intervenir en el acto fue el presidente de CEIM, Arturo Fernández, quien apeló al esfuerzo de los sindicatos para que "asuman su cuota de responsabilidad" frente a la crisis económica y "dejen de ser un problema para ser parte de la solución".

Asimismo, reiteró la propuesta empresarial de un contrato indefinido de "crisis", porque dijo "daría la posibilidad de incorporarse al mercado laboral a gran parte de los cuatro millones de desempleados".

En el mismo sentido se expresó el presidente de la patronal CEOE, que aseguró que, "lejos de la demagogia", los empresarios no persiguen ni abaratar ni permitir el despido libre, sino "disminuir los contratos temporales de forma asumible para las empresas".

Díaz Ferrán pidió a los interlocutores sociales "respeto" por estas propuestas y apeló a discutirlas en el marco del Diálogo Social, aunque reiteró que "no firmarán nada que vaya en contra de los intereses de los empresarios".

Estimó que frente a los "malos pronósticos" de las cifras de paro para los próximos meses "no es el momento de una huelga general", sino de "sumar esfuerzos y profundizar en un diálogo constructivo para buscar soluciones".

En este sentido, hizo un llamamiento a la "coherencia" de las organizaciones sindicales que amenazaron con convocar un paro general durante las manifestaciones del Primero de Mayo y aseguró que la CEOE está "abierta al diálogo, pero no a la imposición".

Apostó por negociar una reforma "urgente" del mercado laboral en el marco de un diálogo social "constructivo" que, dijo, "es más necesario que nunca", pues es preciso tomar medidas "ya y de calado" para paliar la "dramática" tasa de paro.

Díaz Ferrán defendió la propuesta empresarial de un contrato indefinido durante el período de crisis para fomentar el empleo "respetando los derechos adquiridos por los contratos ya vigentes" y dijo que es la manera de "sacar del paro a los cuatro millones de desempleados".

Pidió a los sindicatos UGT y CCOO que asuman su responsabilidad, al igual que lo han hecho los empresarios, "sin caer en la tentación de culpar o amenazar a nadie por la crisis".