Economía/Macro.- Almunia descarta que algún país se vea obligado a dejar la eurozona por la crisis

El comisario de Asuntos Económicos pide a los países de la UE que eviten el proteccionismo BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS) El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, insistió de nuevo hoy en que el euro es un "refugio" que está dando a los países que lo tienen como moneda "protección" frente a los efectos de la crisis económica y financiera. Y volvió a descartar que algún país se vea obligado a dejar la eurozona a causa de la crisis. "La probabilidad de una ruptura (de la zona euro) es cero", aseguró Almunia en un discurso pronunciado en unas jornadas sobre la situación económica organizadas por la Eurocámara y con la participación de los parlamentos nacionales de la UE. "Y la lista de candidatos a entrar a la eurozona durante los próximos años es muy larga, más larga de lo que era hace un par de años", agregó. No obstante, admitió que los mercados financieros han sometido a vigilancia a algunos países de la eurozona por el aumento de déficit y deuda provocado por las medidas de estímulo para combatir la recesión. E insistió en que es necesario diseñar una "estrategia" de salida del déficit y de vuelta a la sostenibilidad de las financias públicas, y seguir aplicando el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. El comisario de Asuntos Económicos volvió a lanzar un llamamiento a los Estados miembros para que eviten el proteccionismo como respuesta a la crisis económica y mantengan sus economías "abiertas" y respetando el libre movimiento de trabajadores, capitales y servicios. "Una de las principales contribuciones desde el punto de vista europeo a la solución internacional a esta crisis es la necesidad de evitar el proteccionismo y proteger nuestro mercado interior", afirmó. Almunia resaltó que las principales economías del mundo (entre ellas la de la UE, Estados Unidos y Japón) están ya en recesión y que los países emergentes como China, Brasil o India no podrán actuar como motores para sostener el crecimiento porque sus economías también se están ralentizando. "Es la primera crisis global", apuntó. PROBLEMAS CON EL CRÉDITO Almunia defendió en todo caso las medidas de estímulo económico adoptadas por la UE y los Estados miembros para hacer frente a la crisis, y recordó que, sumadas al efecto de los estabilizadores automáticos, especialmente el aumento de las prestaciones por desempleo, representan un apoyo a la actividad económica de entre e 3,3% y el 4% del PIB en 2009 y 2010. Además, los países de la UE han coordinado sus planes de rescate bancario. "Incluso con este paquete de medidas monetarias, fiscales y financieras, los mercados del crédito no están funcionando con normalidad. Necesitamos restaurar el flujo normal de los créditos lo antes posible. Sin ello, ni la política monetaria ni los estímulos fiscales serán eficientes", afirmó Almunia. El siguiente paso será acordar en la UE qué tratamiento se da a los activos tóxicos. Y en este sentido el comisario de Asuntos Económicos indicó que cualquier nueva ayuda a los bancos requiere transparencia y "condiciones duras" para los directivos, especialmente los responsables de la mala gestión de las entidades.