Economía/Macro.- Berlusconi admite "preocupación" ante la crisis

ROMA, 13 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, que hasta ahora había intentado mirar la crisis con optimismo, admitió hoy la "preocupación" de su Gobierno ante las "dimensiones" que está tomando la crisis, las cuales "todavía no están del todo definidas". Sin embargo, volvió a "tranquilizar a los italianos", dejándoles claro que "este Gobierno está haciendo y ha hecho mucho" y "ahora seguimos trabajando muy bien en vistas del G8", recalcó en el marco de una rueda de prensa celebrada en Roma. Las declaraciones de Berlusconi llegaron poco después de que el Instituto Nacional de Estadísticas de Italia hiciera públicos los últimos datos del Producto Interior Bruto de Italia (PIB), que en el último trimestre de 2008 volvió a registrar una fuerte caída, confirmando una vez más el estado de recesión económica en que se encuentra Italia. En los últimos tres meses de 2008, el PIB italiano cayó un 2,6% con respecto al mismo periodo del año anterior, y un 1,8% en comparación con el trimestre precedente. Además, según los últimos datos del Istat relativos al mes de diciembre de 2008, la producción industrial del país transalpino disminuyó un 12,2% con respecto al mismo mes del año anterior. Otro de los datos difundidos hoy que sembraron la alarma no sólo en Italia sino en toda Europa fue el de la caída libre que está registrando el mercado automovilístico europeo, que en enero de 2009 obtuvo un 27% de ventas menos que el año anterior, cifra que en Italia ascendió hasta un 32,6%. Esta noche, Roma acogerá la reunión económica del G7, a la que acudirán los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de las siete economías tradicionalmente más avanzadas del mundo (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Japón, Francia, Alemania e Italia). Entre los objetivos, figura la lucha contra el proteccionismo y la concreción conjunta de un sistema mínimo de reglas internacionales que ayude a mejorar la transparencia y el buen funcionamiento de los mercados. El principal protagonista de la cumbre será el nuevo Secretario del Tesoro americano, Timothy Geithner, cuyo debut internacional en Roma está generando gran expectación política.