Economía/Macro.- Piqué alerta del "impacto político" del aumento del paro cuando hay cinco millones de extranjeros

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) El ex ministro de Industria, de Asuntos Exteriores, y de Ciencia y Tecnología en el Gobierno del PP entre 1996 y 2003, Josep Piqué, alertó hoy en Barcelona del "impacto político" derivado del aumento del paro y la existencia de más de cinco millones de extranjeros en España. Piqué, también presidente de Vueling, hizo estas declaraciones en el marco de una conferencia sobre 'Crisis económica: ¿Qué se puede hacer?', organizada por PricewaterhouseCoopers y 'La Vanguardia'. Opinó que España puede superar este año los cuatro millones de desempleados e incluso alcanzar los 4,5 millones. Indicó que se está planteando la posibilidad de ampliar las prestaciones, pero "los recursos no son indefinidos" y alertó de que un gran segmento de parados, de entre 45 y 50 años, difícilmente volverá a encontrar trabajo durante su vida laboral. Mientras, añadió, "hay cinco millones de extranjeros". "Esto puede generar actitudes no sólo económicas y sociales, sino también políticas, que tenemos que ser capaces de gestionar", agregó. En su opinión, la pérdida de puestos de trabajo es consecuencia de un modelo productivo basado en la creación de empleos poco cualificados y del hecho de que el déficit exterior fuera un 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que provocó la reducción del consumo y la inversión. Para Piqué, es necesaria una reforma "muy profunda" de las relaciones laborales y del mercado de trabajo, para no duplicar o triplicar la tasa de paro en relación con los países del entorno. Piqué indicó que la actual crisis económica es diferente de las anteriores por la contracción "brutal" del crédito. "No es un problema de liquidez, sino de solvencia. Hay una gran duda generalizada sobre la solvencia de bancos y cajas, no saben cuál es el valor real de sus activos", sentenció. Pese a su discurso pesimista, concluyó que "no hay que resignarse" sino tener "coraje", asumir "riesgos razonables", apostar por la innovación y la internacionalización, y tener "economía de guerra", es decir, "máxima austeridad y control de costes". Para Piqué, existen sectores muy competitivos en España, como los de telecomunicaciones y la salud, englobando la biomedicina, la investigación biomédica y la gestión hospitalaria.