El Congreso de EE.UU. concluye la aprobación del presupuesto para 2010, de 3,5 billones de dólares

  • Washington, 29 abr (EFE).- El Senado de Estados Unidos aprobó hoy los presupuestos generales del país para el ejercicio fiscal 2010, que ascienden a 3,5 billones de dólares.

Washington, 29 abr (EFE).- El Senado de Estados Unidos aprobó hoy los presupuestos generales del país para el ejercicio fiscal 2010, que ascienden a 3,5 billones de dólares.

La aprobación en la Cámara Alta se logró con 53 votos a favor y 43 en contra después de que la Cámara de Representantes diera luz verde al plan de gastos con 233 sufragios a favor y 193 en contra.

"Este presupuesto surge a partir de las medidas que hemos tomado en los últimos 100 días para sacar a esta economía de la recesión, llevarla a la recuperación y después a la prosperidad", señaló el presidente Barack Obama, tras darse a conocer el resultado de la votación en el Senado.

El proyecto de ley aprobado por ambas cámaras del Congreso no es vinculante pero sí sienta las bases para los gastos fiscales de 2010.

Según fuentes legislativas, la aprobación de la medida abre la puerta para que Obama lleve a cabo una reestructuración completa del sistema de salud del país, así como la instrumentación de importantes iniciativas de política interna.

Entre otras partidas, el presupuesto contempla un incremento en las becas para estudiantes universitarios de bajos ingresos, y reserva fondos para las reformas que aumentarán la cobertura médica y reducirán las emisiones de carbono y la dependencia estadounidense del petróleo importado.

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, demócrata de California, dijo que el presupuesto "se centra en los tres pilares del programa de Obama": educación, asistencia de la salud y energía.

Durante los debates, los republicanos denunciaron este presupuesto como un vuelco hacia la filosofía de una mayor intervención del Gobierno en la economía, que prevalece en Europa y que ellos consideran "socialista".

"Este presupuesto gasta una enorme cantidad de dinero, aumenta los impuestos" e hipoteca a futuras generaciones, dijo el líder de la minoría republicana en la Camara Baja, John Boehner. "Éste no es el estilo estadounidense".

Los demócratas, que además de este presupuesto de 3,5 billones de dólares han aprobado en meses pasados un plan de estímulo económico de 787.000 millones de dólares y una ley de gastos de 410.000 millones de dólares en el presupuesto de 2009, "avanzan hacia un Gobierno socialista", dijo Boehner.

Pelosi y sus compañeros demócratas señalaron que el presupuesto reducirá el déficit proyectado de 1,8 billones de dólares en 2009 a poco más de 500.000 millones de dólares en 2014, el año final del quinquenio presupuestario.

Este plan de gastos, según Pelosi, llevará a Estados Unidos en una nueva dirección después de los ocho años de la presidencia del republicano George W. Bush, durante los cuales el superávit fiscal se convirtió en un déficit sin precedentes.