El desplome del consumo y la inversión lleva la caída del PIB al 3 por ciento

  • Madrid, 20 may (EFE).- El desplome del consumo y la inversión hizo que en el primer trimestre del año la economía española cayese el 3% respecto al mismo periodo de 2008 y el 1,9% en tasa intertrimestral, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Madrid, 20 may (EFE).- El desplome del consumo y la inversión hizo que en el primer trimestre del año la economía española cayese el 3% respecto al mismo periodo de 2008 y el 1,9% en tasa intertrimestral, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, el deterioro de la economía española hizo que el empleo cayese el 6% (2,9 puntos más que un trimestre antes), lo que supuso la pérdida de 1,14 millones de puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

Los principales responsables de la caída de la economía fueron el consumo, que entre enero y marzo decreció el 4,1% frente al 2,3% del trimestre anterior, y la inversión que cayó el 13,1% frente al 9,3%.

La caída del Producto Interior Bruto (PIB), del 3% entre enero y marzo, es una décima más profunda que la avanzada por el INE hace una semana y 2,3 puntos superior a la del periodo precedente, mientras que la tasa intertrimestral (-1,9%) también superó en una décima a la avanzada y en nueve décimas a la del trimestre anterior.

Si se analizan los dos grandes componentes del PIB en el primer trimestre del año la demanda nacional restó 5,3 puntos al crecimiento frente a los 3 puntos del periodo anterior, y la demanda externa aportó 2,3 puntos, igual que entre octubre y diciembre.

El aumento de la contribución negativa de la demanda nacional se debió a la mayor contracción del consumo de los hogares (-4,1%) y de la inversión (-13,1%), tanto en bienes de equipo (-18,6%) como en construcción (-12,4%).

Por su parte, el gasto de las Administraciones Públicas se desaceleró nueve décimas y aportó 5,4 puntos al PIB.

Según el INE la caída del consumo de los hogares es "coherente con la reducción de la renta disponible de éstos" y recuerda que la remuneración de los asalariados ya presenta tasas negativas, del 2,1% en el primer trimestre consecuencia de la reducción del empleo asalariado, que cayó el 5,9%.

Entre enero y marzo todos los componentes del gasto presentan tasas negativas, incluidos el destinado a alimentación y servicios, componentes que hasta el trimestre pasado evolucionaban de forma positiva.

El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas se desaceleró en el primer trimestre hasta el 5,4%, desde el 6,3% del trimestre anterior.

El INE explica que la caída de la inversión en bienes de equipo, del 18,6%, casi duplica a la del trimestre anterior debido "al pulso débil de la producción industrial y de la cifra de negocios y las importaciones de este tipo de bienes".

Respecto a la destinada a la construcción, que supera en 1,5 puntos negativos a la del periodo anterior, el INE observa una "ligera recuperación" de la obra en infraestructuras, especialmente la vinculada a las corporaciones locales y la alta velocidad ferroviaria.

Por el contrario, la destinada a vivienda registra cada vez tasas más negativas (-23,8% frente a -19,6% del trimestre anterior).

En lo referente a la demanda exterior, que mantuvo su aportación positiva en 2,3 puntos, tanto las exportaciones como las importaciones aceleraron su contracción.

Así, las ventas de bienes y servicios cayeron el 19%, frente al 7,9% de octubre y diciembre, mientras que las compras intensificaron su contracción hasta el 22,3% "en sintonía con la reducción del consumo y la inversión".

Desde la óptica de la oferta, y con la excepción de las primarias, todas las ramas de actividad incrementaron sus caídas encabezadas por las industriales (-11%) y seguidas de las de construcción (-8%), las energéticas (-5,7%) -que por primera vez registran tasas negativas- y las agraria y pesquera (-0,7%).

Las ramas de los servicios, también pasaron a tasas negativas, del 0,6%.

En sintonía con la evolución de los servicios, todas las ramas de actividad de este sector decrecieron al igual que en los trimestres precedentes.

Respecto a la evolución del empleo, todas las actividades perdieron puestos de trabajo, principalmente la construcción y, por primera vez, los servicios.

La productividad del trabajo fue del 3,1%, seis décimas más que la del período precedente y la remuneración de los asalariados se redujo el 2,1%, con lo que el coste laboral por unidad de producto se desaceleró 1,8 puntos hasta el 0,8%.

El INE destaca que todos los países europeos sufrieron mayores decrecimientos que en el trimestre anterior y que, con la excepción de Austria, las caídas han sido más profundas que la de España lo que ha dado lugar a que el PIB de la Unión Europea decrezca el 4,4% y el de la zona del euro, el 4,6%.