El FMI sitúa el inicio de la recuperación en Europa en el segundo semestre de 2010

  • París, 12 may (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la desaceleración económica en Europa podría finalizar durante el segundo semestre de 2010 pero mantiene que la actividad en las economías europeas más avanzadas se contraerá este año y el próximo.

El FMI sitúa el inicio de la recuperación en Europa en el segundo semestre de 2010

El FMI sitúa el inicio de la recuperación en Europa en el segundo semestre de 2010

París, 12 may (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la desaceleración económica en Europa podría finalizar durante el segundo semestre de 2010 pero mantiene que la actividad en las economías europeas más avanzadas se contraerá este año y el próximo.

Para estimular esa recuperación "deberán adoptarse nuevas medidas de política, especialmente en el sector financiero", señala el informe que el FMI presentó hoy en París sobre las perspectivas económicas regionales para Europa.

En el caso de los países más avanzados del continente, el FMI proyecta una contracción del 4% en 2009 y pronostica que el crecimiento seguirá siendo negativo en 2010 "aunque a una tasa más moderada del 0,4%".

Con respecto a las economías emergentes europeas, el Fondo prevé una caída del 4,9% en 2009 y un repunte del crecimiento del 0,7% en 2010.

La inflación caerá a niveles muy bajos en muchos países pero probablemente se evitará una "deflación" clara, según las previsiones del FMI, que agrega que, dados los bajos niveles de inflación, los consumidores podrían recuperar la confianza antes.

Aunque reconoce que se han sentado unas bases sólidas para una recuperación gradual, "los Gobiernos deberán adoptar nuevas medidas de política económica", con miras a restablecer la confianza de los mercados y acelerar la recuperación, dijo Marek Belka, director del Departamento de Europa del Fondo.

Estas medidas comprenden el continuo suministro de liquidez y la distensión del crédito según sea necesario; el reconocimiento creíble de las pérdidas en el sistema financiero; la recapitalización de las instituciones viables por parte del sector privado, pero con apoyo público si fuera necesario; y el aislamiento de los activos desvalorizados en los casos en que constituyan una parte significativa del balance.

Belka incidió en que "se requiere primordialmente una coordinación sólida, en particular en el ámbito de la estabilidad macroeconómica regional y financiera".

"Europa es la economía de mercado más integrada del mundo y, sin embargo, las políticas adoptadas para hacer frente a la crisis se han implementado a nivel nacional", según el responsable del FMI, quien subrayó que esta región "debe hacer frente a la mayor tormenta económica de su historia y necesita urgentemente contar con instituciones que puedan protegerla".