El Gobierno argentino rechaza el informe del FMI que pronostica la caída del PIB local

  • Buenos Aires, 22 abr (EFE).- El Gobierno argentino consideró que el FMI "utiliza modelos inadecuados para sus evaluaciones", al rechazar la proyección divulgada hoy por el organismo que pronostica una contracción del 1,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) local.

Buenos Aires, 22 abr (EFE).- El Gobierno argentino consideró que el FMI "utiliza modelos inadecuados para sus evaluaciones", al rechazar la proyección divulgada hoy por el organismo que pronostica una contracción del 1,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) local.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) "utiliza para sus evaluaciones y proyecciones modelos inadecuados, que no contemplan los cambios estructurales que ha evidenciado la economía argentina en los últimos años", indicó hoy un comunicado del Ministerio de Economía de la Nación.

La reacción del Gobierno de Cristina Fernández se produjo luego de que el organismo divulgó el informe semestral "Perspectivas Económicas Mundiales", que pronostica que el PIB argentino se contraerá un 1,5 por ciento este año, en el marco de la crisis financiera global.

"La reciente proyección del FMI para el PIB argentino constituye una respuesta política al hecho de que desde 2003 nuestro país ha dejado de lado las recetas que impulsa" el organismo multilateral de crédito, añadió la nota oficial.

El Ministerio de Economía opinó que desde que el país abandonó a comienzos de 2002 el Plan de Convertibilidad, que igualaba el peso al dólar, el FMI "subestima sistemáticamente la tasa de crecimiento de la economía" local.

Según el comunicado del Gobierno, titulado "Los errores del FMI", la caída proyectada por el organismo "no se fundamenta en la evolución de las principales variables macroeconómicas del país", sino que se sustentan en "datos poco fiables de consultoras privadas" y "un modelo de predicción inexacto", entre otros aspectos.

El ministro de Economía de Argentina, Carlos Fernández, llegará este jueves a Washington para asistir a la reunión semestral del FMI con la meta de acelerar el giro de unos 2.500 millones de dólares que le tocan a su país por la ampliación del capital del organismo financiero internacional.

El FMI sostiene en el informe que la recesión que castiga a Estados Unidos, Europa y otras partes del mundo llegará este año a Latinoamérica, cuyo PIB se contraerá un 1,5 por ciento, aunque anticipa que la región resucitará en 2010 y crecerá un 1,6 por ciento.

Las proyecciones contrastan con las estimaciones de octubre pasado para Latinoamérica, cuando el organismo pronosticó un crecimiento del 3,2 por ciento para este año en la región.

Según el organismo, México será el más golpeado, seguido por Venezuela, Ecuador, Argentina y Brasil.

Argentina había moderado sus críticas al FMI en los últimos tiempos luego de que en 2006 el ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) declaró "la independencia" de las "recetas" del organismo, cuando su administración canceló en un solo pago en efectivo la totalidad de las deudas del país con la entidad financiera, que sumaban unos 9.500 millones de dólares.