El IEE critica las medidas del Gobierno pues no recuperan competitividad y generar efectos contrarios

Dice que reducir el impuesto de sociedades a las pymes de menos de 25 empleados impide generar empleo pues el trabajador 26 es "muy caro"

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El director del Instituto de Estudios Económicos (IEE) y decano del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, criticó hoy las medidas económicas adoptadas por el Gobierno central durante el Debate sobre el Estado de la Nación porque "no responden a una estrategia para recuperar la competitividad". Al contrario, consideró que son "políticas de demanda no de oferta, que tratan de satisfacer algunos grupos de electores y que al final generan efectos contrarios al buscado".

Iranzo, que se refirió en estos términos minutos antes de impartir la conferencia 'Cómo salir de la crisis?' en la Facultad de Economía de la Universitat de València, señaló que la salida a la crisis de la economía española es "más complicada que la europea". En este sentido, apuntó que la economía europea se ha derrumbado en el primer trimestre, aunque "sí que hay más posibilidades de recuperación".

"Cuando el comercio internacional mejore va a mejorar mucho más Alemania. Sin embargo, la salida a la crisis de España no puede pasar por la demanda interna, porque estamos sobrendeudados y, además, tenemos que acudir a los mercados financieros, cosa que no pasa en el resto de los países", lamentó.

Por tanto, aseguró que la recuperación española "necesita", en primer lugar, "que el entorno empiece a mejorar, lo que ya llevará un cierto retraso", por lo menos, dijo, "hasta la segunda parte del año próximo". En segundo lugar, "que mejore la competitividad" que, en su opinión, "se recupera a través de la bajada de costes --cotizaciones sociales-- y si es necesario subiendo el IVA, que se deduce de las exportaciones, así como flexibilizando el mercado laboral y ajustando los salarios en un momento en que no hay inflación".

Por el contrario, aseveró que España no saldrá de la crisis mediante políticas que generan "distorsiones" como "aumentar la fiscalidad a través de eliminar la deducción en la desgravación de la vivienda" o reduciendo el impuesto de sociedades a las pymes, pero sólo a las que tengan un máximo de 25 empleados y facturen un máximo de cinco millones".

De esta forma, agregó, "se impide a las empresas crecer y generar empleo", ya que "el empleado número 26 cuesta muy caro y facturar un euro más cuesta mucho más caro". Iranzo calificó la medida expuesta por el Ejecutivo en el Debate sobre el Estado de la Nación de "curiosa", pues "va en contra del crecimiento en la generación de empleo". Además, señaló que "no se sale de la crisis subvencionando a algunos sectores" y, aunque aseguró que le parece "muy bien" mejorar el capital tecnológico --regalar a los niños ordenadores--, eso tiene efecto "a muy largo plazo", matizó.

En definitiva, el decano del Colegio de Economistas de Madrid opinó que las medidas económicas adoptadas por el Ejecutivo "no responde a la estrategia de recuperar competitividad, son políticas de demanda no de oferta, tratan de satisfacer algunos grupos de electores y generan efectos contrarios al buscado, como limitar o impedir la capacidad de crecimiento de las empresas y de generación de empleo".

VIVIENDA

Además, añadió que "pueden retrasar la toma de decisiones en la adquisición de vivienda en lugar de adelantarla", porque la vivienda se compra "porque hay empleo, acceso al crédito y un precio que convezca". "En cambio, es previsible que a partir del año 2011 empiece a mejorar la situación, justo cuando se elimina la desgravación, lo que puede retrasar un poquito la toma de esa elección", declaró.

En este sentido, consideró que las políticas de subvención "no son las adecuadas". Por ejemplo, indicó, "para el automóvil no hubiera subvencionado porque ahora se está creado una competencia entre las comunidades autónomas", lo que consideró "un factor en contra de la unidad de mercado". Iranzo se mostró "partidario" de bajar, "para todos igual", el impuesto de matriculación.

Preguntado sobre las manifestaciones del FMI, en la que auguró que en el primer semestre de 2010 la economía mundial saldría de la crisis aunque existen posibles riesgos de que no se cumplan sus pronósticos, Iranzo predijo que la recuperación estará "espoleada y encabezada por los países asiáticos y Estados Unidos" y señaló que existe el riesgo de que "no se recupere la confianza en los mercados financieros, que se apliquen políticas neoproteccionistas y que el ajuste del empleo sea mucho más brusco, lo que retrasaría enormemente el incremento de la demanda interna".

Sin embargo, afirmó que se empiezan a ver "ciertos signos de recuperación a nivel internacional". "Las bolsas están subiendo y se está restaurando la confianza en el mercado interbancario, que es un indicador muy bueno", precisó. Además, manifestó que "el precio de la vivienda ya no cae en Estados Unidos, el comercio se está animando algo y está repuntando levemente el precio de las materias primas". Por tanto, "sí que hay signos de recuperación", concluyó.