El puerto de Valencia "aguanta el tirón" con un aumento del 5% en contenedores y una caída global del 5% en abril

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El puerto de Valencia registró el pasado mes de abril un aumento del tráfico de contenedores del 4,9 por ciento, hasta las 1,15 millones de toneladas, mientras que el tráfico global de mercancías descendió también un 4,9 por ciento, con un total de 17,73 millones de toneladas, según señaló hoy el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Rafael Aznar, quien destacó que "está aguantando el tirón", ya que esa "ralentización" del conjunto de la actividad es "sensiblemente menor" que las de sus competidores.

Aznar se pronunció en estos términos durante la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de administración de la entidad, en la que destacó la contribución de la positiva evolución del plan de mejora de la competitividad y del plan de choque de calidad del servicio a la hora de hacer frente a la crisis económica y lograr que su impacto sea "mucho más leve" que en el resto de puertos.

Resaltó además que la productividad creció en los últimos ocho meses un 31 por ciento, lo que se consiguió gracias a que "las terminales están mejor preparadas que nunca en cuanto a equipamiento, y ha habido un rodaje tanto en el aprendizaje de su manejo", como "en la implementación por parte de las empresas del sistema de mantenimiento", a lo que se une el "esfuerzo" de los trabajadores.

Aznar matizó que el puerto de Valencia partía "de una posición de competitividad baja", mientras que ahora se ha "puesto en posición de competir", hasta alcanzar "una calidad de servicio importante" que consideró "esencial" para fidelizar a los navieros y "estar preparados para competir el día después" de la crisis económica.

Hizo hincapié en que esa positiva evolución de la competitividad debe ir acompañada por el plan de choque puesto en marcha con la comunidad portuaria para "implementar la eficiencia y calidad de los servicios", que permitió registrar "mejoras notables" en el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF), con una reducción a una media de 22 minutos del tiempo de inspección a mercancías, y un incremento del 15 por ciento del número de contenedores inspeccionados.

También redujeron los tiempos de estancia de los camiones en una instalación concreta "hasta un 30 por ciento", y suscribieron acuerdos para reforzar la presencia de Guardia Civil en las puertas de salida, especialmente en la ubicada al sur, para que "sea más fluido el tráfico" y evitar así "cualquier congestión".

Por otro lado, Rafael Aznar aseguró que las dificultades económicas y los descensos de la actividad portuaria "para nada van a ralentizar el plan de infraestructuras" de la APV ni las obras de ampliación del puerto, siempre que sean capaces de "mantener el nivel de inversiones, vinculado a la financiación, y ésta a su vez al de endeudamiento".

No obstante, rehusó facilitar una fecha sobre la posible entrada del capital privado en las obras de ampliación, dado que irán "diseñando el ritmo" de los trabajos y "adaptando el plan" a la evolución del mercado para elegir "el momento oportuno para que el mercado responda en condiciones".

LA AMPLIACIÓN, "AL RITMO PREVISTO"

"Las infraestructuras van al ritmo previsto", recalcó Aznar, quien se mostró convencido de que se está "a tiempo" de que tengan "resuelto" el acceso norte al puerto cuando se cumplan los plazos de la ampliación, cuyas obras concluirán en 2011, para después comenzar la explotación de las nuevas terminales en 2013 o 2014.

En otro orden de cosas, preguntado por las previsiones respecto al tráfico de cruceros, destacó que tienen una consideración importante dentro del plan de acción de la APV para "resolver cualquier estrangulamiento antes de que se produzca" y que, de hecho, el número de cruceristas aumentó un 79 por ciento en el primer trimestre respecto al año anterior, de 2.598 a 4.655 pasajeros, aunque matizó que este incremento no es extrapolable al conjunto del ejercicio.

Aznar expresó asimismo su "satisfacción" por el hecho de que se vaya a priorizar durante la presidencia española de la Unión Europea el plan de desarrollo logístico ferroportuario, en el que se incluye el Corredor Mediterráneo, aunque resaltó que "hay que seguir insistiendo para lograr consolidar a Valencia como la puerta sur de Europa real, no sólo nominal".

TRAMITACIÓN DEL PUEP

Por otra parte, el consejo de administración de la APV autorizó hoy el inicio de la tramitación del Plan de Utilización de los Espacios Portuarios (PUEP) para "poner en orden" la situación y "dejarlo orientado" para el convenio interadministrativo que se suscribirá para la cesión al Consorcio Valencia 2007 de los derechos de explotación de la dársena interior, y la cesión al Ayuntamiento del suelo comprometido en el antiguo proyecto 'Balcón al Mar', unos 237.000 metros cuadrados en el entorno de la antigua dársena.

Asimismo, suscribió un acuerdo con ADIF para que se haga cargo de determinados servicios en la infraestructura ferroviaria del recinto portuario --de cuya explotación, mantenimiento y control se ocupa la APV-- hasta que acaben de "estar listas" las personas que se harán cargo de estas funciones.