Funcas no ve tasas positivas del PIB hasta segunda mitad de 2010

MADRID (Reuters) - La Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) ha vuelto a revisar al alza sus previsiones de contracción de la economía española tras las cifras registradas en el primer trimestre y cree que el PIB no registrará tasas intertrimestrales positivas hasta la segunda mitad de 2010.

En un informe divulgado el lunes, FUNCAS sostiene que, aunque hay indicios de que el primer trimestre de 2009 puede haber sido el peor de la fase actual y el deterioro de las condiciones económicas será probablemente menos acusado, la salida de la crisis se va a retrasar.

"La intensidad del ajuste que está sufriendo el sector inmobiliario, los problemas del sector bancario y la recesión de la economía mundial van a retrasar considerablemente la salida de esta crisis, de modo que las tasas intertrimestrales de variación del PIB no volverán a ser positivas hasta la segunda mitad de 2010", afirmó la fundación.

En este contexto, FUNCAS recortó en ocho décimas su estimación de crecimiento medio anual del PIB para 2009 hasta el -3,8 por ciento. Para 2010, la previsión se ha recortado en siete décimas hasta el -1,2 por ciento.

"Casi todo el recorte se debe a la incorporación de los datos contables del primer trimestre, que ha dado una caída del PIB superior en seis décimas porcentuales a lo previsto", dijo.

La semana pasada el INE desveló que España sufrió en el primer trimestre su peor contracción en el pasado reciente con un recorte económico del 1,9 por ciento intertrimestral y del tres por ciento interanual.

En opinión de FUNCAS, las "débiles" tasas de crecimiento que empezarán a registrarse en 2010 serán insuficientes para crear empleo y estima que el número de desempleados en términos de EPA podría rondar los cinco millones de personas en el último trimestre de 2010 (a una tasa de paro del 21,5 por ciento).

En cuanto al consumo de los hogares, la institución espera que siga cayendo a un ritmo medio anual del 4,3 por ciento en 2009 y no se recuperará hasta el primer trimestre de 2010.

La Fundación estima también que la inversión en construcción residencial seguirá registrando fuertes descensos, con caídas del 22,9 por ciento este año y del 16,3 por ciento el próximo.