La CEPAL recomienda a Latinoamérica que apueste por el comercio intrarregional

  • Puerto España, 16 abr (EFE).- El incremento del comercio mundial y del intrarregional en particular deben ser la apuesta de América Latina y el Caribe en momentos de crisis como el actual, recomendó hoy en Puerto España la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

La CEPAL recomienda a Latinoamérica que apueste por el comercio intrarregional

La CEPAL recomienda a Latinoamérica que apueste por el comercio intrarregional

Puerto España, 16 abr (EFE).- El incremento del comercio mundial y del intrarregional en particular deben ser la apuesta de América Latina y el Caribe en momentos de crisis como el actual, recomendó hoy en Puerto España la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

"No debemos ser proteccionistas pero sí fomentar que haya un mayor comercio intrarregional", manifestó Bárcena al intervenir en un foro empresarial que analizó las oportunidades de negocios de la región, en vísperas de la apertura de la V Cumbre de las Américas en la capital trinitense.

La jefa de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señaló que "apostar al comercio intrarregional" es beneficioso para la región porque se absorbe más mano de obra y se protege el crédito y la inversión, entre otras ventajas.

De la misma manera recomendó que la región "empuje para que se concluya la Ronda de Doha" de la Organización Mundial del Comercio (OMC), estancada desde mediados del año pasado y vista por muchos países, ricos y pobres, como un salvavidas en la crisis.

También recomendó a los países del área que se la jueguen por la innovación mediante la búsqueda de nuevos nichos en áreas como la internet por banda ancha, la biotecnología y la eficiencia energética, proyectos en los cuales los gobiernos y el sector privado deben ir tomados de la mano.

"Ni el Gobierno puede solo ni el sector privado puede solo", dijo Bárcena, quien echó en falta la existencia de "un portafolio de proyectos en ámbitos innovadores".

La secretaria ejecutiva de la CEPAL recordó que "se ha dicho que la crisis ha tomado a los países de la región mejor parados (que en otros tiempos) pero no inmunes" y presentó algunos indicadores que demuestran que, en mayor o menor medida, nadie está a salvo de las turbulencias externas.

Las proyecciones más significativas son de la OMC que pronostica una caída del 9 por ciento en el comercio mundial este año, fenómeno que será más visible en Latinoamérica, donde se prevé una reducción del 15 por ciento que afectará especialmente a México y los países centroamericanos, que tienen una gran dependencia de las exportaciones hacia EE.UU.

Argentina y Brasil se verán afectados en menor medida porque tienen una gran demanda interna, anotó Bárcena.

Destacó igualmente que el turismo, en especial en el Caribe, también se verá mermado por la crisis y que las remesas de dinero que reciben México, Centroamérica y el Caribe tendrán una caída del 12 por ciento.

Agregó, sin embargo, que los efectos de la crisis no han sido más fuertes porque en general la región aprovechó las épocas de bonanza para mejorar sus indicadores económicos y sociales.

En ese sentido destacó el aumento conjunto de las reservas internacionales en unos 500.000 millones de dólares y la disminución de la deuda pública externa, que pasó en promedio del equivalente al 24 por ciento del PIB en 2003 al 8 por ciento en 2008.

También, la conversión en superávit de los déficit fiscal y público y la reducción de la pobreza del 44 al 34% en el mismo periodo.