La ONU presenta el proyecto de declaración de su cumbre sobre la crisis

  • Naciones Unidas, 8 may (EFE).- El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto, presentó hoy el proyecto de declaración final que se debe aprobar en la cumbre del organismo sobre la crisis económica, en la que se desea reformar la arquitectura financiera internacional.

Naciones Unidas, 8 may (EFE).- El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto, presentó hoy el proyecto de declaración final que se debe aprobar en la cumbre del organismo sobre la crisis económica, en la que se desea reformar la arquitectura financiera internacional.

El borrador es el punto de partida de las negociaciones entre los 192 miembros de Naciones Unidas para consensuar el resultado de la reunión de alto nivel que se celebrará en Nueva York del 1 al 3 de junio próximo.

El ex canciller nicaragüense aseguró que en ese borrador se ha tratado de incorporar las sugerencias que le han trasladado los mandatarios de las decenas de países que ha visitado en los últimos meses.

"Este documento no es solamente un saludo a la bandera", afirmó D'Escoto en una conferencia de prensa.

Resaltó que la meta de las tres jornadas de la reunión de junio es acordar medidas para asistir a las economías más pobres afectadas por la crisis global, así como diseñar un nuevo marco regulador internacional que evite descalabros económicos como el que sufre el planeta desde el año pasado.

"No me declaro optimista, pero si tengo esperanza que desde aquí, en la ONU, se puede llevar tranquilidad al mundo", apuntó.

Reconoció que los países europeos, Estados Unidos y Canadá, entre otros, no han quedado contentos con el borrador por considerarlo radical.

Por ello, dijo estar dispuesto a aceptar enmiendas "constructivas" que puedan mejorar el contenido del texto.

D'Escoto descartó los temores de algunos diplomáticos a que la cita de junio en la Asamblea General se reduzca a la pronunciación de discursos de denuncia de las políticas económicas de los países más desarrollados.

"La hora de atizar ha quedado atrás, incluso a aquellos que son los mayores responsables de esta situación", agregó el ex canciller sandinista y frecuente crítico de Estados Unidos.

En las 17 páginas del borrador de declaración se aboga por la creación de ocho nuevas entidades financieras globales que conformarían una nueva arquitectura económica internacional, en sustitución a la creada en la conferencia de la ONU de 1944 en Bretton Woods (Estados Unidos).

Los nuevos organismos vinculados a la Asamblea General regularían bienes públicos como el mar, el espacio y el ciberespacio, gestionarían y crearían impuestos internacionales, supervisarían las transacciones internacionales y coordinarían el nuevo sistema económico mundial, entre otras cosas.

También se aboga por abandonar el dólar como la moneda del comercio internacional y sustituirla por una nueva divisa respaldada por un "sistema de reserva global" gestionado por una autoridad nombrada por Naciones Unidas.

"El principio del que se parte es que se debe alcanzar un nuevo equilibrio entre el mercado y la gestión de sus actividades que ejerce el Estado, con el fin de adecuarlas a una economía centrada en la persona que conceda prioridad a las necesidades del ser humano, sus derechos y su seguridad", reza el documento.

El borrador presentado por D'Escoto rescata varias de las propuestas contenidas en el informe presentado el pasado marzo a la Asamblea General por un grupo de economistas encabezado por el premio Nobel estadounidense Joseph Stiglitz.

Ese grupo recomienda a la ONU que impulse una transformación completa de la arquitectura económica global para superar la actual crisis financiera y evitar su repetición.