La ONU prevé que la economía global caerá un 2,6% en 2009 y subirá levemente en 2010

  • Naciones Unidas, 27 may (EFE).- La economía mundial retrocederá el 2,6% en 2009, según un informe sobre perspectivas que publicó hoy Naciones Unidas, y además, pronosticó que para 2010 una habrá una "suave" recuperación cuajada de riesgos y de desigualdades para los países en desarrollo.

La ONU prevé que la economía global caerá un 2,6% en 2009 y subirá levemente en 2010

La ONU prevé que la economía global caerá un 2,6% en 2009 y subirá levemente en 2010

Naciones Unidas, 27 may (EFE).- La economía mundial retrocederá el 2,6% en 2009, según un informe sobre perspectivas que publicó hoy Naciones Unidas, y además, pronosticó que para 2010 una habrá una "suave" recuperación cuajada de riesgos y de desigualdades para los países en desarrollo.

En el informe "La situación y perspectiva de la economía mundial en 2009", los expertos de la ONU destacaron hoy que ante "la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial", revisaron a la baja la evolución de la economía mundial, que en 2008 registró una expansión del 2,1% y tuvo un ritmo de crecimiento del 4% entre 2004-2007.

Asimismo, advirtieron en su documento de que "para 2010 se espera una suave recuperación con grandes riesgos" y que "los países en desarrollo se están viendo afectados de manera desigual por la crisis económica".

Otro aspecto que preocupa a los economistas de la ONU es que "esta frágil situación se podría agravar si el virus de la gripe AH1N1 surgido en México se convierte en pandemia, con consecuencias significativas para la vida humana y la actividad económica".

En el caso de América Latina y Caribe, el retroceso en el crecimiento económico este año será de -1,9%, pero los economistas de la ONU precisaron que, mientras en el caso de Suramérica será de -0,9% y en el de México y Centroamérica llegará hasta -4,3%, en la cuenca del Caribe habrá una mejora del 0,7%.

No obstante, los expertos prevén dos escenarios para el despegue de la recuperación, uno pesimista, en el que la región latinoamericana retrocedería aún en 2010 el 0,7%, y uno optimista, en el que crecería el 3,2%.

De manera global, en el mejor de los casos, la economía mundial se incrementará en 2010 el 2,3% y en el peor, el 0,2%.

Sin embargo, advirtieron de que para lograr el escenario positivo se requiere que "la mayor parte de los problemas que aún existen en los mercados financieros se resuelvan en la primera mitad de 2009 y que la efectividad de las medidas de estímulo fiscal se vean en lo que queda de año. A fecha de mayo de 2009 esas condiciones están lejos".

Los economistas de la ONU reconocieron que aunque la respuesta política global a la crisis no tiene precedentes, incluyendo toda la batería de medidas monetarias, financieras y fiscales adoptadas para estabilizar los mercados y revitalizar el crecimiento, "se necesitan aún más esfuerzos".

Entre ellos recomendaron "mejorar la coordinación política y mayores transferencias financieras hacia los países en desarrollo", de manera que una vez comience la reactivación en esas naciones puedan adoptar acciones contracíclicas, proteger a sus poblaciones vulnerables y ajustar sus repuestas a objetivos de desarrollo sostenible a largo plazo.

El informe de Naciones Unidas también abordó la incidencia de la recesión sobre el empleo, al alza desde 2008 y que "se espera empeore a lo largo de 2009-2010".

"Las proyecciones iniciales indican que el paro aumentará en 50 millones en los próximos dos años, aunque si la situación se deteriora, esa cifra podría duplicarse fácilmente", agregaron los expertos.

Además, recordaron que las experiencias de pasadas crisis indican que volver a las tasas de desempleo anteriores a esas situaciones negativas "tardan de cuatro a cinco años".

Así, se refirieron también a que la pérdida de empleo y de ingresos incidirá en el lucha para la reducción de la pobreza y en un aumento de los pobres de entre 105 y 145 millones de personas, en especial en el este y el sur de Asia.

En cuanto a América Latina, la recesión económica puede incrementar en unos cuatro millones los pobres de la región y los economistas pronostican que en Suramérica ese aumento de la pobreza afectará a entre 3 y 3,2 millones de personas y en México y el Caribe, a entre 600.000 y 800.000 personas más.

El documento, elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) de la ONU, analizó también el impacto que la recesión tendrá en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), previstos para 2015.

En el caso latinoamericano, señaló que la recesión alejará a los países con ingresos más bajos de la región, como Bolivia, Honduras y Nicaragua, de los ODM en cuanto a acceso escolar, mortalidad materna e infantil, acceso a agua potable y sanidad.

Sus Gobiernos, agregaron los expertos, tendrán que gastar anualmente entre "el 1,5 y el 2% más de su producto interior bruto (PIB) en educación, sanidad y servicios básicos entre 2010 y 2015 para lograr sus objetivos".

En los casos de Brasil, Chile y Costa Rica los economistas de la ONU señalaron que están bien encaminados en esos objetivos, aunque tendrán que gastar anualmente entre el 0,5 y el 1,5% más de su PIB para lograr esas metas de reducción de pobreza.