La ONU ve una contracción mayor de la economía mundial este año

Por Daniel Bases

NACIONES UNIDAS (Reuters) - Naciones Unidas redujo el miércoles sensiblemente su previsión sobre la economía mundial y ahora espera una crisis financiera más profunda que podría llevar el desempleo por encima de los 50 millones de personas.

Según una actualización de mediados de año de su informe sobre la situación económica mundial emitido en enero, la ONU espera ahora una contracción de la economía mundial este año del 2,6 por ciento, frente a la previsión anterior de una caída de hasta el 0,5 por ciento.

"El racionamiento crediticio global ha seguido tensionando la economía real en todo el mundo", indicó la ONU.

Es posible que en 2010 haya una tenue recuperación del Producto Bruto Mundial (PBM), pero el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DAES) de la ONU advirtió de que persisten los riesgos de una recuperación lenta.

"Si los mercados financieros no se destraban pronto y si los estímulos fiscales no ganan suficiente tracción, la recesión se prolongará en muchos países, con la economía global estancada en niveles de bienestar menores hasta bien entrado 2010", dijo el informe.

El DAES proyecta 50 millones de desocupados en los próximos dos años, una cifra que "fácilmente podría duplicarse si la situación continúa deteriorándose".

Los niveles de pobreza también empeorarían. El DAES calcula que entre 73 millones y 105 millones de personas más seguirán pobres o caerán en la pobreza comparado con una situación en la que hubiera continuado el crecimiento precrisis.

El informe define la pobreza extrema cuando un individuo tiene una paridad de poder adquisitivo de 1,25 dólares por día.

Las zonas más perjudicados serían el este y el sudeste de Asia, con entre 56 millones y 80 millones de personas afectadas, alrededor de la mitad en India. Otros 12 a 16 millones de personas seguirán en la pobreza en África y cuatro millones más en América Latina y el Caribe, señaló el informe.

RESPUESTA COORDINADA

Se prevé que el volumen del comercio mundial caiga el 11 por ciento este año, el mayor declive anual desde la Gran Depresión, dijo el DAES. El documento también sugiere que si hubiera una respuesta más coordinada a la crisis, la recuperación sería más fuerte y más rápida.

"Actualmente, el estímulo está muy desequilibrado. El 80 por ciento del estímulo se concentra en los países desarrollados, mientras que la mayoría de los países en desarrollo carecen del espacio fiscal para ofrecer protección social y contrarrestar las consecuencias de la crisis", indicó.

El DAES cree que una respuesta más equilibrada incorporaría 500.000 millones de dólares adicionales para financiar el desarrollo con políticas contracíclicas en las economías en desarrollo.

El Grupo de los 20 países industrializados y en vías de desarrollo acordó en abril un plan para suministrar una asistencia de 1,1 billones de dólares a fin de combatir la peor crisis financiera desde la década de 1930.

Sólo siete países tendrían un crecimiento del Producto interior Bruto per cápita por encima del tres por ciento en 2009: Bangladesh, China, República Democrática del Congo, Cuba, India, Irak y Uzbekistán.