Las expectativas económicas de los argentinos caen al nivel más bajo en 5 años

  • Buenos Aires, 13 abr (EFE).- Casi seis de cada diez argentinos consideran "mala" o "muy mala" la situación del país y las expectativas económicas de la población se sitúan en el peor nivel de los últimos cinco años, según una encuesta divulgada hoy.

Las expectativas económicas de los argentinos caen al nivel más bajo en 5 años

Las expectativas económicas de los argentinos caen al nivel más bajo en 5 años

Buenos Aires, 13 abr (EFE).- Casi seis de cada diez argentinos consideran "mala" o "muy mala" la situación del país y las expectativas económicas de la población se sitúan en el peor nivel de los últimos cinco años, según una encuesta divulgada hoy.

El sondeo, efectuado en marzo último por la Universidad Católica Argentina y la consultora TNS Gallup, determinó que el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) tuvo el mes pasado una bajada del 23,4 por ciento frente al mismo mes de 2008.

El IGEE registró un descenso del 7,3 por ciento respecto de febrero de 2009 y se ubicó en el peor nivel desde el segundo mes de 2004, cuando empezó a hacerse esta medición, indicó el diario La Nación.

En momentos en que el país siente el impacto de la crisis global, el 58 por ciento de los 1.010 consultados calificó a la situación económica de Argentina de "mala" o "muy mala", mientras que apenas el 8 por ciento la definió como "buena" o "muy buena".

Además, el 51 por ciento de los entrevistados consideró que las cosas empeorarán en los próximos meses y un 30 por ciento cree que todo seguirá igual, mientras que sólo el 14 por ciento espera una mejora.

Los planes lanzados por el Gobierno para estimular el consumo parecen no haber logrado cambiar el humor de la población, ya que el 58 por ciento de los encuestados dijo que es un mal momento para la compra de bienes.

Respecto de la situación del empleo, siete de cada diez argentinos consideraron que hay pocos o muy pocos puestos disponibles y sólo uno aseguró que hay muchos o bastantes.

En el primer trimestre del año 38.100 trabajadores de Argentina han sido despedidos y otros 128.772 suspendidos por las repercusiones de la crisis financiera global, según un estudio privado difundido la semana pasada.

Las estadísticas oficiales indican que la tasa de desempleo bajó en el cuarto trimestre del 2008 al 7,3 por ciento. El mayor nivel de desempleo, un 24,1 por ciento, se registró en medio de la estrepitosa crisis económica y social de 2002.

La economía argentina creció un 7 por ciento en 2008, con lo que sumó seis años consecutivos de crecimiento, y para este año el presupuesto oficial prevé un 4 por ciento, aunque varias entidades privadas vaticinan que la expansión será del 1,2 por ciento.