Los empresarios valoran las últimas medidas del Gobierno regional en materia de contratación pública

Así se lo han trasladado a Mediavilla y Agudo, en un encuentro organizado por Ceoe, en el que participaron 200 empresarios cántabros

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

Los empresarios de Cantabria han valorado positivamente las nuevas medidas aprobadas recientemente por el Gobierno regional en materia de contratación pública de obras y servicios, encaminadas a favorecer la liquidez y agilizar el cobro de las mismas.

Así lo puso de manifiesto el presidente de la Ceoe-Cepyme de Cantabria, Miguel Mirones, durante el encuentro que mantuvieron ayer los consejeros de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, y de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, con más de 200 empresarios, con el objeto de presentarles el alcance de estas iniciativas, aprobadas por el Consejo de Gobierno la pasada semana.

Mirones destacó que buscan mejorar la liquidez de las empresas adjudicatarias de los proyectos públicos y, al mismo tiempo, agilizar el pago a las compañías subcontratadas, medidas que eran demandadas desde hace tiempo por la Asociación de Excavadores de Cantabria y el sector Cantabria Metal.

El presidente de la Ceoe-Cepyme señaló que la labor de la patronal es, en ocasiones, "difícil de trasladar y valorar por la opinión pública", dado que su tarea "consiste en evitar que pasen cosas". "Hoy es un día para estar satisfechos, porque estas medidas van en esta línea y ayudarán a pequeñas y medianas empresas a paliar en cierto modo los problemas que sufren en este momento de crisis", dijo.

Por su parte, y según informó el Ejecutivo autonómico en un comunicado, el titular de Presidencia hizo hincapié en que mediante la aplicación de estas medidas quedará reforzada la figura del subcontratista, porque permiten "dar un respaldo explícito a decenas de pequeñas y medianas empresas".

Asimismo, recordó que se enmarcan en un "proyecto global" para "acercar cada vez más la Administración a las necesidades reales de los ciudadanos, especialmente ante la actual coyuntura económica". Un proyecto cuyo "próximo paso", adelantó, será la presentación de un Plan de Reducción de Cargas Administrativas que recortará en un 30 por ciento la burocracia que soportan los ciudadanos en su relación con la Administración autonómica.

El consejero de Economía indicó que el Gobierno regional ha puesto una vez más "soluciones reales a problemas reales", en el marco del diálogo "con todos los agentes sociales" y dentro del margen que dispone, ya que ha recordado, la actual coyuntura económica se produce en un "contexto de crisis global y mundial".

Agudo recordó otras iniciativas que ha desarrollado el Gobierno de Cantabria y el de la Nación como las líneas de financiación ICO y el modelo de toma de razón, que ha permitido hasta ahora que "más de 91 millones de euros hayan llegado al sistema productivo y no permanezcan en las cuentas de la Administración Autonómica".

CONTRATACIÓN PÚBLICA

Las últimas medidas aprobadas por el Gobierno de Cantabria se encaminan, en primer lugar, a agilizar el cobro de los trabajos realizados por los subcontratistas. De este modo, a la hora de adjudicar los contratos de obras y servicios públicos, el Ejecutivo tendrá en cuenta, como nuevo criterio, el compromiso del contratista o el adjudicatario de ceder los derechos de cobro a favor de los subcontratistas, lo que permite a estas empresas cobrar sus trabajos de manera directa y sin intermediarios, de igual modo que lo hace el adjudicatario directo de la obra.

Además, el Gobierno regional elimina la exigencia a los licitadores de depositar una fianza previa en las obras y suministros que se contraten, las denominadas garantías provisionales. De esta forma, se da un impulso a la liquidez de las empresas cántabras, que, en la mayoría de las ocasiones, están obligados a desembolsar elevadas cantidades económicas mediante un aval bancario, que alcanza el 3% del precio de la licitación de la obra.

"Estamos ante una innovación relevante, gracias al ahorro en gastos financieros que implica para los licitadores", concluyó Mediavilla.