Los Jóvenes Empresarios valoran la rebaja de impuestos anunciada, pero consideran que es insuficiente

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (CEAJE) valoraron hoy positivamente la rebaja de impuestos para las pymes anunciada ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero consideran que es insuficiente y limitada sólo para determinadas empresas.

Según la asociación, la rebaja de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades solamente afectará a las empresas de menos de 25 trabajadores, con una facturación inferior a 5 millones de euros y que entre este año y el siguiente mantengan o aumenten la plantilla.

El presidente de CEAJE, Patricio Rodríguez-Carmona, señaló que es necesaria, por un lado, la ampliación de esta rebaja fiscal a todas las pymes, ya que son muchas las empresas que quedarán fuera, y por otro, la puesta en marcha de la medida sin fecha de caducidad.

En este sentido, criticó que la medida tenga estas "restricciones", a las que se suma el condicionante en cuanto al número de empleados, ya que la cifra media de trabajadores en 2009 no puede ser inferior a la que había en 2008 en la empresa para poder acogerse a la medida.

Para la organización empresarial, aunque esta iniciativa supone un "paso adelante" en la mejora de la situación de los empresarios, es necesario que se siga trabajando en el fomento de la creación de nuevas empresas y en el mantenimiento de las que ya están en marcha.

MENOS COTIZACIONES Y MÁS DEDUCCIONES.

Para ello, CEAJE propone una serie de medidas como la eliminación de la cotización a la Seguridad Social para los primeros empleos que cree una pyme o un autónomo o la deducción en el Impuesto sobre la Renta para las personas que inviertan en pequeñas empresas.

En cuanto a medidas financieras, los jóvenes empresarios inciden en la necesidad de que se facilite el acceso a la financiación, así como fomentar las sociedades de garantía recíproca, la readaptación de las empresas públicas de capital riesgo dirigidas a participar en el capital social de microempresas y pymes, la creación de un mercado de valores para pymes, y la capitalización del desempleo para la constitución de cualquier actividad empresarial.

Promover la cultura emprendedora en el sistema educativo desde la Educación Primaria hasta el Bachillerato o la formación profesional son otras de las propuestas que destacan la organización empresarial para fomentar la creación de empresas.