Los precios bajan el 0,2% interanual en abril a pesar de una subida mensual del 1%

  • Madrid, 13 may (EFE).- El Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en abril en el -0,2 por ciento en tasa interanual a pesar de que los precios subieron ese mes el 1 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Madrid, 13 may (EFE).- El Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en abril en el -0,2 por ciento en tasa interanual a pesar de que los precios subieron ese mes el 1 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los grupos que más han influido en esta disminución fueron vivienda, con una tasa anual positiva del 1,6 por ciento, y alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual se situó en el -0,1 por ciento.

También destacan el aumento interanual del 1,6 por ciento de ocio y cultura, y la tasa anual del -7,5 por ciento de transporte, debido a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes.

Respecto al último mes, vestido y calzado tuvo una tasa mensual del 9,4 por ciento, con una repercusión en el IPC general de abril de 0,736, que incluye los precios de la nueva temporada primavera-verano.

Transporte tuvo una tasa del 1,4 por ciento y repercute 0,209, como consecuencia de la subida de los carburantes y lubricantes.

Además, ocio y cultura registró una tasa del 1,4 por ciento, con una repercusión de 0,107, debido al incremento de los precios por la celebración de Semana Santa.

En cambio, la mayor influencia mensual negativa en abril fue vivienda, con una tasa del -1,4 por ciento, que repercute -0,159 en el IPC general, como resultado de la reducción de los precios del gas y el gasóleo para calefacción.

La inflación subyacente, que excluye la evolución de los precios de los alimentos frescos y los productos energéticos, mantuvo su tasa en el 1,3 por ciento, con lo que sitúa su diferencia con la tasa del índice general en un punto y medio.

Asimismo, el INE ha difundido el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) que disminuyó una décima respecto al mes anterior y situó su tasa interanual en el -0,2 por ciento.

Asimismo, el diferencial de inflación con la zona euro se situó en -0,8 por ciento, ocho décimas favorable a España, la mayor tasa negativa desde la entrada en la moneda única.

Desde la oposición, el secretario de Economía del PP, Álvaro Nadal, afirmó que la "deflación" perjudica especialmente a las pymes y los autónomos, que no pueden trasladar a los precios sus incrementos de costes.

Varios expertos consultados por EFE coincidieron en señalar que hasta el cuarto trimestre del año España registrará tasas negativas de inflación, aunque aseguraron que en ningún caso se puede hablar de una situación de deflación.

En este sentido, expertos de Caja Madrid aseguraron que España no está en riesgo deflación y prevén que las tasas de inflación estarán en negativo durante el segundo y tercer trimestre del año.

María Jesús Fernández, de la Fundación de Cajas de Ahorro (FUNCAS), descartó la posibilidad de que haya deflación porque, en su opinión, la inflación subyacente se mantendrá en niveles positivos durante todo el año, en torno al 1 ó 1,2 por ciento.

Carlos Maravall, de Analistas Financieros Internacional (AFI), también auguró que España registrará tasa negativas de inflación hasta julio.

Por su parte, la CEOE prevé que la inflación continuará registrado tasas negativas durante los próximos meses y que debería ser recogido en los acuerdos salariales que se estén negociando para 2009.

Desde el lado sindical, UGT defendió una política de garantía y mejora del poder adquisitivo de los salarios para estimular la demanda y lograr "la tan ansiada" recuperación de la economía y el empleo.

Por su parte, USO aseguró que el dato del IPC de abril refleja el descenso del consumo, motivado por una "falta de confianza" de los ciudadanos ante la "ineficacia de las medidas puesta en marcha por el Gobierno.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) prevé que la tasa de inflación continúe siendo negativa en los próximos meses, lo que coloca a la economía española en "riesgo de deflación".