Pekín y Tokio acuerdan crear un frente común contra la crisis financiera

  • Pekín, 30 abr (EFE).- Japón y China, segunda y tercera economías mundiales, acordaron hoy crear un frente común contra la crisis económica, con motivo del viaje oficial a Pekín del primer ministro japonés, Taro Aso.

Pekín y Tokio acuerdan crear un frente común contra la crisis financiera

Pekín y Tokio acuerdan crear un frente común contra la crisis financiera

Pekín, 30 abr (EFE).- Japón y China, segunda y tercera economías mundiales, acordaron hoy crear un frente común contra la crisis económica, con motivo del viaje oficial a Pekín del primer ministro japonés, Taro Aso.

"Vamos a hacer todo cuanto esté en nuestra mano para mejorar nuestra economía doméstica y ayudar a la recuperación de la economía asiática y mundial", explicó Aso tras finalizar su visita oficial de dos días con un encuentro con el presidente chino, Hu Jintao, esta tarde.

Aso señaló que este acuerdo es el "logro más importante" de su visita a China, la segunda desde que asumió su cargo en septiembre.

En cuanto a la crisis financiera, "hemos acordado implementar las decisiones de la cumbre (del G-20) de Londres (el pasado 2 de abril) de forma consistente e inmediata", señaló el líder nipón en una rueda de prensa posterior a su encuentro con Hu.

China y Japón aunarán esfuerzos para incrementar la demanda interna en sus respectivos países, luchar contra el proteccionismo en el comercio internacional y asistir a otros países asiáticos en su lucha contra la crisis.

Esta ayuda al resto de países es posible porque tanto China como Japón cuentan "con un exceso de liquidez", recordó el japonés, quien añadió que "es importante estimular de forma multilateral los bancos de desarrollo para que estos puedan dar una respuesta activa y asegurar que los flujos financieros llegan a los países en desarrollo".

Otro de los aspectos en los que Aso logró el acuerdo de sus interlocutores chinos, entre ellos el primer ministro Wen Jiabao, con quien se reunió ayer, fue en la necesidad de implementar cuanto antes la Ronda de Doha y convertir en multilateral la Iniciativa de Chiang Mai, un fondo común asiático de reserva de divisas.

En este sentido, ambos países creen conveniente aumentar el capital general del Banco Asiático de Desarrollo (BAD) y apoyar proyectos de infraestructuras en la región.

"Hemos hablado mucho de esta cuestión, de la necesidad de que se desarrolle la economía real mediante el aumento de la demanda interna. En este punto hemos llegado a un acuerdo", explicó Aso.

En la mañana de hoy, el primer ministro se reunió con jóvenes emprendedores chinos y japoneses, y ayer visitó la acería Shougang, que cuenta con un proyecto chino-japonés.

En cuanto al conflicto nuclear norcoreano, en el que ambos países comparten negociaciones con las dos Coreas, Estados Unidos y Rusia, Aso reiteró la necesidad de que el diálogo multipartito se reanude lo antes posible como única vía práctica para finalizar las continuas amenazas de Pyongyang.